Los vallisoletanos buscarán dar la sorpresa ante el Amiab Albacete, un rival que lleva 11 victorias en Liga y que acaba de clasificarse para los cuartos de final de la Champions.

Dxtadaptado.com

Tras el gran partido realizado ante el Ilunion, que se escapó en la prórroga debido a errores propios, el Fundación Grupo Norte tiene que visitar este sábado la cancha del líder, el Amiab Albacete, un rival que aun no ha perdido un solo partido de Liga en lo que va de temporada, y que aspira a arrebatarle el título de campeón al todopoderoso conjunto madrileño.

La plantilla vallisoletana al completo, a no ser que se produzcan cambios de última hora, viajará a tierras manchegas dispuesta a reafirmar el trabajo desplegado ante el Ilunion, en este caso, con el reto de romper la dinámica positiva que ha adquirido el Amiab, invicto hasta la fecha en una campaña en la que, además, ha logrado meterse en los cuartos de final de la Champions.

Para dar la campanada, los pucelanos deberán hacer un partido redondo, con una intensa defensa durante los cuarenta minutos, sobre todo, sobre los lanzadores del Amiab, Lee Manning, Kyle Marsh o Dan Highcock, que suman una gran efectividad en el tiro exterior, y a los que se añaden el colombiano Jhon Hernández y Choudry. Además, la gran envergadura de Manning y Highcock permite a los albaceteños contar con segundas opciones ofensivas, lo que les convierte en un rival muy peligroso y completo en todas las facetas.

El Fundación Grupo Norte necesita un triunfo para no descolgarse de los puestos que dan acceso a la Final Four y que le permita adquirir más confianza en esta segunda vuelta liguera, en la que también se disputará la Copa del Rey, ya que en varios partidos han sido los fallos propios los que les han impedido sumar puntos, y esa circunstancia puede convertirse en un problema desde el punto de vista anímico.

 

El técnico del cuadro morado, José Antonio de Castro, es consciente de que ganar a Amiab es una tarea difícil, pero no imposible, puesto que ya han demostrado ser capaces de hacer buenos partidos y solo hace falta un plus final, esa seguridad en momentos determinantes de los partidos, y una buena selección de las jugadas, para recuperar la senda de la victoria y volver a mirar con optimismo al futuro.

(Visited 22 times, 1 visits today)