Los bilbaínos se juegan gran parte de sus posibilidades de entrar en la Final Four frente a un equipo vigués donde debutarán los fichajes Franco Alessandrini y Julio César Landeros.

Dxtadaptado.com

Bidaideak Bilbao tiene este fin de semana algo más que un nuevo examen parcial en el curso deportivo de la temporada, ya que se juega ante el Amfiv de Vigo buena parte de sus posibilidades para volver a estar en la Final Four que deciden las posiciones finales de la Liga de baloncesto en silla de ruedas.

Tras sus dos derrotas consecutivas, en casa ante el Mideba Extremadura y en Las Palmas ante el ACE Gran Canaria, los bilbaínos están forzados a volver de tierras gallegas con una victoria que sume puntos, acorte diferencias con los rivales que le anteceden e insufle confianza en su plantel. Sin embargo, enfrente tendrá a uno de los rivales que más difícil pueden ponerle las cosas.

El conjunto de César Iglesias está cuajando una campaña sensacional como confirma su inesperada segunda posición en la tabla clasificatoria. Los vigueses, que durante toda la temporada han jugado con lo justo, se han reforzado con los fichajes del argentino Franco Alessandrini y del mexicano Julio César Landeros, que podrán debutar esta jornada.

“Nuestro objetivo tiene que ser disfrutar del buen juego del equipo, de cómo estamos haciendo las cosas y de los partidos. Afrontamos el compromiso ante el Bidaideak Bilbao preocupados de hacer un buen partido y ni siquiera nos planteamos sin ganar o perder acerca o aleja la Final Four tanto a ellos como nosotros. Queremos disfrutar el partido y tratar de seguir con la buena línea que llevamos. Ésa es la filosofía del Amfiv, pelear y luchar ante las adversidades sin preocuparnos de nada más”, ha explicado Iglesias.

El entrenador vigués analiza al conjunto vasco: “Se trata de un equipo hecho para estar arriba y para competir por la liga, la Copa del Rey y las competiciones europeas. Además, en los últimos años, han fichado a varios jugadores que estaban en nuestro equipo y empezaban a despuntar. Eso confirma que se trata de un club con un potencial económico y unas aspiraciones mayores que las nuestras”.

Para esta complicada cita, Iglesias contará con la duda hasta última hora del holandés Frank de Jong, que no se pudo ejercitar en la sesión del jueves y habrá que estar muy pendientes de su evolución. Sin embargo, las recientes incorporaciones de Alessandrini y de Landeros permiten respirar un poco más tranquilo a un técnico vigués que aprecia ya la mejoría sobre todo en las sesiones de entrenamiento. “Con la llegada de Franco y Julio estamos entrenando mejor. Ya pudimos ver algo del cinco para cinco, algo que hasta ahora era imposible”, ha añadido.

(Visited 29 times, 1 visits today)