Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La ‘rider’ barcelonesa disputará en Pyeongchang sus segundos Juegos Paralímpicos, donde será la abanderada del equipo español. Conocemos la otra cara de Astrid Fina (Barcelona, 16 de octubre de 1983) en este test desenfadado. 

1- Estar en Pyeongchang 2018 es…

La lucha incansable de estos cuatro últimos años.

2- ¿Qué cosas no podían faltar en su maleta para los Juegos?

No puedo viajar sin mis mascotas de la suerte, ‘Il Porco’, un cerdito de plástico que compramos en Italia cuando nos dirigíamos a mi primera competición internacional. Y ahora le acompaña el lobo ‘Wolf’ de Liberty Seguros, que ha hecho una versión mía.

3- En el avión hacia Corea del Sur, ¿película, libro o dormir?

Películas del avión y el libro ‘4 años para 32 segundos’ del piragüista Saúl Craviotto.

4- ¿Qué fue lo primero que hizo cuando llegó a la Villa?

Ir a la habitación y abrirlo todo. Recorrí la Villa para saber dónde tenía que ir a comer, dónde encerar la tabla… Soy de las que les gusta curiosear para tenerlo todo controlado.

5- Si gana una medalla…

Si gano medalla, la fiesta la empezaré en Corea y continuará en España con la familia y los amigos.

6- ¿Qué estaría dispuesta a hacer por ganar una medalla?

No lo he pensado, pero sí tengo una apuesta con mi entrenador Albert Mallol desde Sochi 2014. Dijimos que si ganaba medalla en Corea del Sur, él se tatuaría el símbolo de paralímpicos. Y tiene mucho miedo porque no lo ve tan lejos (risas).

7- ¿Un momento imborrable en unos Juegos?

La ceremonia de inauguración de Sochi 2014, me quedé con la boca abierta todo el rato.

8- Una anécdota.

Me han pasado muchas cosas divertidas con la prótesis. Una de ellas fue cuando viajábamos en un avión y llevaba pantalones de pitillos muy pegados, Albert Mallol intentaba sacarme la prótesis y llegó un momento que parecía que tenía una pierna larguísima, la azafata y algunos pasajeros se asustaron porque creían que me había partido la pierna (risas).

9- Cada año personaliza su prótesis, ¿qué significado tienen?

Cuando empecé la tenía de color carne porque no quería que se notara. Pero al superarlo, gracias a mi ortopeda Joan Desvern, pensé en personalizarla cada año. Tuve una rosa con flores, otra de la Guerra de las Galaxias y ahora una con calaveras, me he vuelto un poco macarra (risas).

10- ¿Alguna manía confesable antes de competir?

Necesito estar unos minutos sola y pensar en la respiración para poder concentrarme.

11- ¿Cuál es su forma de desconectar?

Estando con mis amigos y con sus hijos, me encanta.

12- Un defecto y una virtud

Soy súper cabezota y muy positiva.

13- De no haber practicado el esquí, ¿qué otro deporte le habría gustado hacer?

Me encantaría hacer kitesurf, no lo descarto practicarlo este verano.

14- ¿A qué personaje retaría a una carrera en la nieve?

A Berto Romero, me encanta, es una persona muy divertida.

15- ¿Qué fotos decoraban su carpeta cuando era pequeña?

Siempre llevaba mis carpetas forradas con fotos de Brad Pitt (risas).

16- ¿Qué alimento no falta nunca en su nevera?

Me pierde el queso, aunque no debería.

17- ¿En qué tarea doméstica podría aspirar a medalla?

En la costura, me encanta, tengo hasta una máquina de coser.

18- ¿Qué mensaje figura en su estado del Whatsapp?

Rumbo a Pyeongchang y la bandera coreana.

(Visited 103 times, 1 visits today)