Marta Arce, Sergio Ibáñez, Íñigo Gerbolés, Abel Vázquez y los hermanos Álvaro y Daniel Gavilán se llevan el oro en Valdemoro.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

No ha habido sorpresas en el campeonato de España de judo para personas con deficiencia visual o ceguera total y los favoritos han copado los primeros puestos del podio. Gran nivel el exhibido en el tatami de Valdemoro (Madrid) por parte de los casi 34 deportistas de nueve comunidades autónomas que se han dado cita en la competición.

Uno de los combates con mayor igualdad ha sido la final disputada en -60 kilos, en la que el aragonés Sergio Ibáñez, subcampeón de Europa, se ha impuesto por ippon al onubense Borja Pahissa. Ambos judocas siguen mostrando su gran progresión y pese a su edad ya despuntan entre los mayores en competiciones internacionales.

En -66 kilos, Daniel Gavilán (medalla de bronce en los tres últimos europeos) se ha colgado el oro tras vencer en el combate final a David García Orozco por ippon en otro duelo muy parejo. En 73 kilos, el madrileño Álvaro Gavilán fue muy superior a sus adversarios y ganó por ippon al canario Toni Santana. En -81 kilos, el sevillano Abel Vázquez se ha llevado el título nacional en su regreso al tatami, ya que no competía desde los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. En -90 kilos el navarro Íñigo Gerbolés ha sido el campeón.

En categoría femenina, Marta Arce fue la gran protagonista y refrendó su hegemonía con una nueva medalla de oro que añade a su exitoso palmarés. La vallisoletana está en un buen momento tras desempolvar el kimono el año pasado con una plata continental y ya fija su objetivo en el podio del Mundial de esta temporada.

Los jóvenes pisan fuerte

Una de las actuaciones más destacadas ha sido la del asturiano Sergio Chamorro en categoría cadete, que ha logrado la victoria en más de 75 kilos ante Salvador Roig y José Antonio Sánchez. En -75 kilos, Jokin Galarraga ha ganado a Adrián Taboadela y a Ángel Guaita. Los tres, que ya empiezan a competir internacionalmente, son algunas de las jóvenes promesas en las que más confían los técnicos de la selección de cara al futuro.

“En categoría infantil ha llegado un grupo nuevo de Barcelona que nos ha gustado, como los guerreros Ayoub el Bakthi y Youness el Fakir, que han conseguido el oro. Al igual que María Manzanero en chicas, que también ha tenido un buen torneo. Con los jóvenes estamos muy contentos por las buenas sensaciones que han dejado. Han venido chicos nuevos y nos han sorprendido”, ha comentado el seleccionador nacional, Alfonso de Diego.

Este campeonato ha servido para evaluar el estado de forma de los judocas del equipo español de cara a la Copa del Mundo que se celebrará en la localidad turca de Antalya, a finales del mes de abril. Aunque el próximo fin de semana, uno de sus integrantes, Sergio Ibáñez, tratará de subir al podio en la Copa de Europa júnior que se disputa en Coimbra (Portugal).

(Visited 172 times, 1 visits today)