El ciclista cordobés brilla en el velódromo de Río de Janeiro con un oro en la prueba del kilómetro contrarreloj C5.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Llegaba a Río de Janeiro tras una pasada temporada aciaga con dos duras lesiones que le impidieron competir. Pero aun arrastrando molestias en la cadera, Alfonso Cabello ha vuelto a demostrar su talento y potencial a lomos de su bicicleta. El cordobés ha conquistado su cuarto maillot arco iris tras ganar la prueba del kilómetro contrarreloj C5 en el Mundial de ciclismo en pista.

Ya se impuso en los campeonatos de México (2014), Holanda (2015) e Italia (2016) y tras perderse la edición del año pasado por problemas físicos, ha recuperado el cetro mundial en el velódromo de Brasil tras una nueva exhibición. El deportista andaluz no se fijó como objetivo el podio en su regreso tras 600 días sin competir a nivel internacional, pero figuraba entre los favoritos y no falló a su cita con los metales.

No está al 100% recuperado ya que aún sigue arrastrando molestias en la cadera y con infiltraciones. “El que me quiera ganar tendrá que darle fuerte a los pedales”, decía días antes. Y nadie ha sido mejor que él en su prueba fetiche, en la que posee el récord mundial con una marca de 1:01.683, lo que le convierte también en el ‘pistard’ más veloz de España pese a no tener antebrazo izquierdo, y en la que logró el oro en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y el bronce en Río 2016.

El ‘rayo’ de La Rambla salió con ganas y con una velocidad máxima de 55,6 kilómetros por hora, paró el crono en 1:04.748, casi un segundo más rápido que el británico Jon Butterwoth (1:05.850), que fue plata, mientras que Blaine Hunt se llevó el bronce (1:07.326). En esta disciplina, el español Pablo Jaramillo terminó en la séptima posición (1:08.929).

“El año pasado y lo que llevamos de este han sido muy complicados y el alzarme otra vez con el título de campeón del mundo es increíble. No me esperaba estar arriba del todo, es una satisfacción enorme. He tenido que reinventarme debido a los problemas que he atravesado. Este no es un título más, es el título porque ha sido la vez que más me ha costado conseguirlo, la que más adversidades he tenido que pasar y en la que más coraje le he tenido que echar”, ha comentado.

Cabello, que pasará por el quirófano a su vuelta a España, tiene la opción de conseguir su segunda presea en el campeonato del mundo de Río, ya que el próximo domingo disputará la prueba de velocidad por equipos, junto a sus compañeros Eduardo Santas y Amador Granados.

(Visited 52 times, 1 visits today)