Los isleños visitan este sábado al ya descendido BSR Vistazul y necesitan ganar los tres partidos que quedan de Liga y una serie de carambolas en los resultados de sus rivales.

Dxtadaptado.com

Ganar los tres partidos que restan a la Fase Regular y una carambola de resultados de sus rivales es lo que necesita el BSR ACE Gran Canaria para meterse entre los cuatro primeros de la Liga de baloncesto en silla de ruedas. El equipo insular apura sus remotas opciones de estar en la Final Four y este sábado visita al ya descendido BSR Vistazul.

Tras su importante triunfo la pasada jornada ante un rival directo como Rincón Fertilidad Amivel, los canarios son conscientes de que necesitarán un milagro para entrar en el playoff por el título. El choque ante los andaluces es asequible, pero en el próximo partido visitarán la complicada cancha del CD Ilunion, vigente campeón de Liga, Copa del Rey y de Europa.

Por su parte, a los sevillanos le quedan tres encuentros en su primera andadura en División de Honor, en los que intentará competir a un buen nivel y hacer un digno papel para buscar una histórica victoria, han afirmado desde el club hispalense.

Los nazarenos, más pendientes de la planificación de la próxima temporada en Primera División, recibirán este sábado, a partir de las 18.00 horas en el Pabellón Pepe Ot de Dos Hermanas al Gran Canaria. Los isleños ya ganaron en la ida a los andaluces por un contundente 87 a 30, encuentro que estuvo marcado por la presión asfixiante de los canarios durante gran parte del choque pese a que sólo se desplazaron seis jugadores sevillanos para ahorrar costes.

Este último aspecto es uno de los inconvenientes fundamentales a los que se ha tenido que enfrentar el único club de esta modalidad deportiva que existe en Sevilla. Los graves problemas económicos de la entidad han hecho que no compita en igualdad de condiciones que el resto de conjuntos de la categoría.

(Visited 12 times, 1 visits today)