Roberto Galdós se impone en la prueba de dobles mixto y Marcela Quinteros sube al podio en individuales.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El equipo español de parabádminton ha cosechado un botín de dos medallas en el torneo internacional Fazza-Dubai, la segunda de las pruebas del circuito mundial programadas para este año. Roberto Galdós, con un oro en dobles mixto y Marcela Quinteros, con un bronce, han sido los más destacados.

La valenciana, que juega en la categoría WH2 para deportistas en silla de ruedas, cayó en su debut con la turca Narin Uluc (21-13 y 21-19). Pero se aseguró una presea tras vencer 21-8 y 21-7 a la británica Sharon Jones-Barnes. En semifinales no pudo con la campeona, la otomana Emine Seckin. Pese a llevar poco tiempo en ese deporte, la jugadora del Club Bádminton Aspe ya empieza a dejar su huella.

La otra medalla para España llegó de la mano de Roberto Galdós, jugador del Club Zuzenak. El vasco, junto a la turca Seckin, se mostró intratable durante todo el torneo con pleno de victorias. En la fase de grupos sumaron tres triunfos: 21-10 y 21-4 al italiano Yuri Ferrigno y a la británica Jones-Barnes; 21-3 y 21-9 al dúo de Singapur formado por Tan William Kian y Goi Ming; y 21-13 y 21-11 ante el indio Boya Ramanjaneyulu y la austriaca Henriett Koosz.

En cuartos se impusieron por 21-16 y 21-19 a los turcos Avni Kertmen y Narin uluc. En semifinales tumbaron a los franceses David Toupe y Emmanuelle Ott (21-19, 9-21 y 21-17) y en la final, el español y su compañera conquistaron el oro tras ganar al indio Abu Hubaida y a la suiza Cynthia Mathez por 8-21, 22-20 y 14-21.

En individuales, tanto Galdós como Javier Fernández no tuvieron tanta suerte y quedaron eliminados en la fase de grupos. En la clase SL3, Simón Cruz tuvo que retirarse de la competición por lesión. Llegaba al Golfo Pérsico con problemas en el tendón de Aquiles, pero decidió disputar el torneo pese a los dolores. En la jornada inaugural jugó dos encuentros en la prueba de dobles formando pareja con el indio Indrajit Pal con dos derrotas.

El viernes cayó ante Pramod Bhagat (21-9 y 21-13) y se resintió de su lesión. “En los dobles no me encontré bien y en el primer partido de individuales noté un crujido tras un salto. El fisio me dijo que tenía que parar porque el riesgo de rotura es muy grande y me tuve que retirar porque no puedo arriesgarme”, ha explicado el jienense, que sigue peleando por estar en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

(Visited 186 times, 1 visits today)