La Copa del Mundo de Turquía será la última prueba antes de empezar el ranking clasificatorio para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La Copa del Mundo de Antalya (Turquía) será el último test que afrontará la selección española de judo para ciegos (22-23 de mayo) antes de emprender su camino hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En octubre en Abu Dhabi y en noviembre en el Mundial de Lisboa, los judocas ya empezarán a puntuar en el ranking de cara a la cita japonesa.

Con el objetivo de seguir acumulando experiencia y resultados, España acude a este torneo internacional con seis deportistas que lucharán ante los mejores del mundo por hacerse con una presea. “Estarán los países más potentes. Siempre que vamos a una competición tenemos claro que hay opciones de medalla en todos los pesos”, ha asegurado el seleccionador español, Alfonso de Diego.

Una de las referencias del equipo es Marta Arce (-63 kilos), que después de cinco años retirada por maternidad regresó en agosto con una plata europea. La vallisoletana, triple medallista paralímpica (plata en Atenas 2004 y Pekín 2008 y bronce en Londres 2012), arrastra una pequeña molestia en el hombro, pero confía en que no le afecte para rendir al 100% y luchar por subir al podio.

“Me está sorprendiendo una barbaridad, no me lo esperaba. Por su actitud entrenando y compitiendo, por el trato con sus compañeros, por su forma de ver la vida y el judo, parece que tiene 20 años menos de los que indica su DNI. Me quito el sombrero ante ella, es un ejemplo a seguir”, ha apuntado el técnico.

Con opciones de medalla

En -60 kilos estarán dos jóvenes con talento que han irrumpido con fuerzas entre los mayores: el aragonés Sergio Ibáñez, subcampeón de Europa, y el onubense Borja Pahissa. “Ambos tienen condiciones para estar con los mejores, pero especialmente Sergio viene mostrando un nivel muy alto. Estuvimos hace poco en una Copa de Europa junior en Coimbra ante rivales videntes y pasó las dos primeras rondas. Está en un gran momento de forma”, ha comentado De Diego.

En -66 kilos estarán el sevillano David García, que la temporada pasada cambió de peso, y el madrileño Luis Daniel Gavilán, que acumula tres medallas de bronce en el Europeo (Hungría 2013, Portugal 2015 y Birmingham 2017). “En la Copa del Mundo de Uzbekistán logró un bronce para confirmar que está entre los mejores del mundo. Llega muy bien y es candidato a estar en el podio”, ha explicado el seleccionador.

Su hermano Álvaro Gavilán peleará en 73 kilos. Desde que volvió al tatami tras un año alejado de la competición, lleva una buena temporada, con un quinto puesto en Uzbekistán y un bronce en el Torneo Internacional de Heidelberg (Alemania). El lunes, España disputará la prueba por equipos en categoría masculina, “aunque con pocas posibilidades de medalla ya que compiten cinco pesos y nosotros solo llevamos dos. Pero servirá para sumar combates y rodaje”.

Abel Vázquez e Íñigo Gerbolés son las ausencias más destacadas, pero se unirán al equipo en la próxima concentración. Tras esta prueba, la selección española seguirá preparándose para afrontar en octubre la Copa del Mundo de Abu Dhabi, que puntuará, al igual que el Mundial en noviembre en Lisboa, para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

 

(Visited 272 times, 1 visits today)