El judoca aragonés logra una medalla en -60 kilos en la Copa del Mundo de Turquía.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Sergio Ibáñez ha pasado de ser una joven promesa del judo español para ciegos a ganarse por méritos propios un hueco en la élite mundial. El aragonés sigue escalando peldaños en este deporte y acaba de lograr una medalla de plata en -60 kilos en la Copa del Mundo de Antalya (Turquía).

El deportista del Judo Club Zaragoza ha realizado una gran competición en el tatami otomano, ganando sus cuatro primeros combates y solo le privó del oro el uzbeko Sherzod Namozov, vigente campeón paralímpico y del mundo. “Estoy muy contento, me he encontrado genial y muy metido en la competición. El trabajo está saliendo ya y todos estamos a un nivel muy igualado”, ha asegurado.

El judoca español de 19 años, que consiguió una plata en el pasado Europeo en su debut en categoría absoluta, tiene como objetivo obtener el billete para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En octubre en la Copa del Mundo de Abu Dhabi y en noviembre en el Mundial de Lisboa, los judocas ya empezarán a puntuar en el ranking de cara a la cita japonesa.

También en -60 kilos compitió el onubense Borja Pahissa, que ganó al rival canadiense pero en la siguiente ronda, con ventaja en el marcador, cometió un error y su adversario turco le marcó ippon. En -66 kilos Daniel Gavilán, que acumula tres medallas de bronce en el Europeo (Hungría 2013, Portugal 2015 y Birmingham 2017), figuraba entre los favoritos para subir al podio pero cayó en el primer combate y después en la repesca.

El sevillano David García también perdió en la primera ronda, sumó un triunfo en la repesca y acabó eliminado a manos del azerbaijano Bayram Mustafayev, plata en los Juegos de Río. Y el madrileño Álvaro Gavilán terminó en la séptima posición en 73 kilos. Ganó sus dos primeros combates, cedió en cuartos con el azerbaijano Ramil Gasimov -campeón del mundo y paralímpico- “por una mínima puntuación a falta de 50 segundos”, ha explicado el seleccionador español Alfonso de Diego.

En la repesca se impuso al británico Evan Molloy y perdió el pase a la lucha por el bronce con el ruso Vasili Kutuev, actual campeón de Europa, tras ir con ventaja de wazari en el marcador. Este lunes le toca el turno a la vallisoletana Marta Arce (-63 kilos), triple medallista paralímpica (plata en Atenas 2004, Pekín 2008 y bronce en Londres 2012) que tras cinco años de ausencia regresó a la competición con una plata en el Europeo del año pasado.

 

(Visited 429 times, 1 visits today)