El palista español se impone con solvencia en la clase 6 en una competición donde solo ha cedido un set.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Lleva dos décadas en la élite del tenis de mesa paralímpico y sin bajarse del podio internacional. Álvaro Valera sigue cosechando éxitos y acaba de comenzar la temporada conquistando una medalla de oro en el Open de Eslovaquia. El palista español ha confirmado su condición de favorito para imponerse a todos sus rivales cediendo solo un set en todo el torneo.

El deportista andaluz sigue encaramado en lo más alto del ranking mundial pese a la edad y a la enfermedad que padece de nacimiento, una neuropatía distal que va mermando su musculatura y su capacidad de movimiento en las extremidades. Es el gran dominador de la clase 6 y lo ha vuelto a demostrar en la primera prueba del año.

Valera, seis veces campeón de Europa y plata en los Juegos de Río de Janeiro 2016, terminó como primero del grupo A con dos victorias contundentes por 3-0 ante el chileno Matías Nicolás Pino y el británico Martin Robert Perry. Pasó directamente a cuartos de final, donde doblegó por 3-1 a Cristian Dettoni.

En semifinales venció al francés Bastien Grundeler (número 6 del mundo) por 3-0 y en la final se citó con el croata Pavao Jozic, al que no dio opciones para imponerse también por 3-0. A partir de este sábado, el sevillano buscará el doblete en la prueba por equipos junto al coruñés Alberto Seoane, que fue eliminado en octavos, después de ganar dos partidos y perder otro en la fase de grupos.

“Ha sido una competición bastante positiva con un balance excelente. En los momentos claves he sabido marcar la diferencia, subir el nivel y desplegar mi mejor juego. Eso me ha llevado a llegar con bastante soltura a la final, donde hice un buen juego y un partido muy sólido ante el croata, que a priori era el rival más duro. Estoy muy satisfecho con esta medalla”, ha explicado el Valera.

Por otro lado, en la clase 2 para jugadores en silla de ruedas, Lázaro Rodríguez perdió sus tres partidos, mientras que Miguel Ángel Toledo cedió dos encuentros y ganó uno, aunque no pasó a las eliminatorias. Y en clase 3, Roberto Eder fue segundo en el grupo A con un triunfo por 3-1 ante el italiano Matteo Orsi y una derrota por 0-3 con el francés Florian Merrien. En octavos ganó 3-0 al austriaco Egon Kramminger, pero cayó en la siguiente ronda frente al ucraniano Vasyl Petruniv por 0-3.

(Visited 23 times, 1 visits today)