El handbiker español conquista una plata en la prueba en línea, que supone su segunda medalla tras el bronce que logró en la contrarreloj.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Sergio Garrote vive un momento dulce a los mandos de su handbike. El ciclista español ha vuelto a subir al podio en la Copa del Mundo de Ostende (Bélgica) tras conquistar la plata en la prueba en línea. Una medalla que se suma al bronce obtenido el pasado jueves en la contrarreloj en la categoría MH2.

El catalán se despide de territorio belga con un buen botín que confirma su gran nivel entre los mejores del mundo. El corredor del Club Ciclista Sant Boi completó los 48 kilómetros del recorrido en un tiempo de 1:31.50, quedándose a poco más de un minuto y medio del campeón, el estadounidense William Groulx.

Después de imponerse en varias pruebas de la Copa de España de ciclismo adaptado, Garrote ha arrancado la temporada internacional de forma brillante con dos preseas más que añade a su palmarés. En Copa del Mundo acumula ya las dos platas que logró en Bilbao, dos bronces en Holanda, otro bronce en Maniago (Italia) y estos dos metales de Bélgica.

A ello se le suma el doblete de bronce que consiguió en su debut en un Mundial en carretera, disputado en Pietermaritzburg (Sudáfrica) en 2017. El handbiker barcelonés se ha convertido en apenas un par de años en una de las referencias de la selección española que dirige Félix García Casas y su gran objetivo es clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

También en handbike en la categoría MH3, Alfonso Ruiz acabó en el puesto 31. Mientras que en triciclos T2, el balear Joan Reinoso no pudo lograr medalla y terminó en la sexta posición con un registro de 1:00.42, a 29 segundos del bronce. Este domingo será el turno para Eduardo Santas en MC3 e Iván Blanco y Guillermo Prieto en MC4.

(Visited 28 times, 1 visits today)