Siete nadadores estarán en esta competición en Italia que servirá de preparación para el Europeo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El gran objetivo de la temporada para la natación española es el Europeo en Dublin (Irlanda) en agosto y los nadadores continúan trabajando para llegar en las mejores condiciones y pelear por las medallas. Como test de preparación, algunos deportistas afrontarán esta semana las Series Mundiales en Lignano (Italia), donde competirán más de 300 participantes de 31 países.

A las órdenes del entrenador Paco Ocete estarán el coruñés Jacobo Garrido, una de las promesas más firmes de la natación española que  compite en la clase S10 debido a una discapacidad congénita que le afecta al fémur derecho. Y el madrileño Carlos Martínez (S8), que hace un mes batió en la piscina del CN Pozuelo el récord del mundo en 200 mariposa con una brillante marca de 2:29.08.

También estarán algunos de los nadadores del grupo del Centro de Alto Rendimiento de San Cugat que dirige Jaume Marcé. Entre ellos, Toni Ponce (S5), que atraviesa por un gran momento tras lograr en el Mundial de Ciudad de México un oro con récord del mundo (1:28.57) en 100 braza, una plata en los 100 metros espalda y un bronce en 400 metros libre. Además, el mes pasado logró el récord mundial en 50 braza (41.22 segundos).

El campeón del mundo y paralímpico en Río de Janeiro 2016 en los 100 metros braza SB8, Óscar Salguero, será otra de las figuras que nadará en la piscina italiana. Le acompañará otra estrella de la natación, Núria Marquès (S9), que a sus 19 años tiene en su currículum dos medallas en los Juegos Paralímpicos, 11 en Europeos y 10 en Mundiales. Nadará los 50, 100 y 400 libres, 100 espalda, 100  mariposa, 100 braza y 200 estilos. El veterano Miguel Luque y el cordobés Paco Salinas en la prueba de los 100 metros braza (clase SB4), también competirán en Lignano

(Visited 55 times, 1 visits today)