El tarraconense es un pilar fundamental en la defensa de la selección española de fútbol para ciegos que disputará el Mundial. 

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

En el patio del colegio o por las calles de su barrio en Tarragona, Javi Muñoz siempre corría detrás de una pelota. Una velocidad que desde 2010 emplea para frenar a los delanteros rivales y evitar acciones de gol sobre la portería de la selección española de fútbol para ciegos. El balón se convirtió en un pilar importante en su vida cuando un desprendimiento de retina le arrebató la luz de sus ojos. Ahora es el mariscal de ‘La Roja’ paralímpica, uno de los mejores defensas del mundo.

El fútbol lo ha mamado desde pequeño, aunque también ha practicado otras disciplinas. “He hecho de todo, atletismo, natación, judo y ajedrez, donde aún compito. Mi padre era culturista y mi hermano atleta, así que me ha tirado mucho el deporte”, dice. Pero el fútbol fue lo que más le enganchó: “Es un deporte muy completo y en equipo, prefiero entrenar acompañado porque me divierto, me motiva más y me aporta libertad. Me ha dado mucha orientación para moverme por espacios abiertos”.

En 2010 disputó su primer torneo con la selección y desde entonces no se ha perdido una competición con España, con la que ha logrado un bronce en los Juegos Paralímpicos de Londres, un oro y una plata europea y un bronce mundial. Con su equipo de Tarragona ha conquistado cinco campeonatos nacionales. Javi Muñoz es puro corazón, un zaguero expeditivo, infatigable y contundente, un tipo fuerte de carácter, personalidad y compromiso.

“Mi ídolo siempre ha sido Romario por su fútbol y por cómo vivía la vida. Aunque mi referente es Carles Puyol, al igual que a él, me gusta sacar el balón jugado y ordenar al equipo en el campo. No tengo miedo a meter la pierna ni la cabeza, aunque a veces me haya dejado heridas de guerra. De hecho, juego con una máscara facial protectora porque ya me rompí la nariz tres veces”, asegura el deportista, que compagina el fútbol con la venta del cupón de la ONCE en el Hospital Joan XXIII de Tarragona.

Del 7 al 17 de junio estará en Madrid con la selección en un campeonato del mundo que contará por primera vez con 16 países. España jugará en el grupo A: “A Turquía la conocemos bien, son muy peleones y todos sus jugadores le pegan bien al balón. Marruecos tiene a un delantero muy bueno y Tailandia es una desconocida, pero en el torneo asiático dejó fuera a Japón, así que darán guerra. No debemos confiarnos porque en el fútbol hasta el más tonto te hace relojes de madera y encima funcionan”, recalca.

España, que es el único país de Europa que ha terminado entre los tres primeros (cinco veces) en la historia de la competición, acoge por segunda vez un Mundial tras la edición del 2000 en Jerez de la Frontera. “Nuestra principal arma es que somos jugadores muy polivalentes, podemos jugar en cualquier posición, tenemos movilidad, circulamos bien el balón y todos damos el 100%. Brasil, Argentina y China están un peldaño por encima, se les puede ganar, pero habrá que trabajar mucho y darlo todo. Sería un sueño ganar el Mundial”, añade el defensa.

(Visited 245 times, 1 visits today)