Javier Reja, Adrián Castaño, Higinio Rivero, Juan Antonio Valle y Adrián Mosquera estarán en el campeonato que se disputa en Belgrado (Serbia).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Con paladas de tesón, perseverancia e ilusión, los palistas españoles arrancan la temporada internacional con el campeonato de Europa de piragüismo paralímpico que se celebrará este fin de semana en Belgrado (Serbia). Javier Reja, Adrián Castaño, Adrián Mosquera, Higinio Rivero y Juan Antonio Valle lucharán por estar entre los mejores.

Javier Reja

El gran referente para España en este deporte en los últimos años ha sido Reja, campeón mundial y europeo en canoa. El andaluz, que en Río de Janeiro 2016 fue el primer palista español en participar en unos Juegos Paralímpicos, buscará regresar al podio continental, aunque no llega al 100% por la epicondilitis que padece desde hace cuatro meses.

“Lo afronto con ilusión, pero no termina de curarse la lesión del codo de tenista. Me han hecho pruebas y sigue el dolor, ha ido cada vez a más. Para recuperarme debo reposar, pero ahora llegan las competiciones importantes y no puedo parar”, explica Reja, que competirá en KL2 200 metros, mientras que en canoa lo hará en una nueva categoría, VL3, con deportistas que pueden mover el tronco y las piernas parcialmente.

El sevillano, que en 2006 sufrió un accidente de tráfico y tuvieron que amputarle la pierna derecha, se muestra ambicioso y asegura que sus opciones de medalla están en la modalidad de canoa. “Es la embarcación donde más cómodo me siento y en la que me estoy centrando ya que estará en los Juegos de Tokio 2020. Voy a ir a por todas, me lo juego todo en menos de un minuto y vamos a pelear hasta el final, aunque luego tenga que meter el brazo en un cubo de hielo”, dice riendo.

Higinio Rivero

De maratón al sprint

En VL2 y KL2 (deportistas que pueden mover los brazos, pero sólo parcialmente las piernas y el tronco) debutará Higinio Rivero, campeón del mundo en 2016 y 2017 en la modalidad de maratón. Ahora ha decidido cambiar a la disciplina de sprint porque le seduce la idea de estar en unos Juegos Paralímpicos. “La diferencia con la larga distancia es brutal, ha sido una transición progresiva y me estoy adaptando bien a esta prueba de velocidad”, relata el deportista del Club Barrika.

En 2013 el bilbaíno sufrió una caída desde 15 metros de altura mientras escalaba que le provocó una lesión medular y que ha derivado en paraplejia. Recuperó la ilusión y la motivación con la piragua, con la que ha sido bicampeón mundial. Ahora afronta otro reto: “Es mi primer Europeo y sé que hay mucho nivel, pero intentaré estar en la final”.

Adrián Castaño

Otra de las bazas del equipo español es Adrián Castaño, que compite en KL2. “El año pasado fui sexto en el Europeo y me quedé a cinco segundos del bronce. Este campeonato es un test de preparación para el gran objetivo de la temporada, que es el Mundial, pero lo afronto con ganas”, dice el palista del Club Náutico de Palma.

El balear, que sufre artrogriposis múltiple congénita que le afecta a las articulaciones de las piernas y de los brazos, se fija como meta “estar en la final y bajar mi marca personal de este año, que está en 55 segundos. Intentaré pelear por las medallas, pero cada vez los rivales van más rápidos, es difícil pero no imposible”.

Adrián Mosquera

Progresión meteórica

En KL3 estará Adrián Mosquera, que tras seis años paleando se ha erigido en uno de los mejores en su categoría en kayak. En 2017 dio el salto internacional en el Europeo, donde fue 13º. “Este año me siento mucho mejor, he trabajado duro en el agua y en el gimnasio para llegar en buenas condiciones. Mi objetivo es entrar en la final A y si no puedo, me gustaría ganar la final B”, apunta.

En 2008 cuando tenía 12 años, un camión lo arrolló en un paso de peatones y tuvieron que amputarle la pierna derecha por encima de la rodilla. “Fue muy duro, pero cómo era un niño no era plenamente consciente de la gravedad del asunto y eso hizo recuperarme rápido”, comenta. El piragüismo fue el complemento perfecto para su rehabilitación y ahora se ha convertido en una pasión. “Mi sueño sería estar en Tokio 2020, me veo capacitado y voy a pelear por conseguirlo”, añade el deportista del Club Piragüismo Rias Baixas-Boiro.

Juan Antonio Valle

Uno de sus rivales en KL3 es el extremeño Juan Antonio Valle, que lleva desde los 14 años dando paladas. “He practicado piragüismo toda mi vida, aunque en la modalidad adaptada fue a raíz de dos operaciones en la columna que me dañaron el nervio ciático y tengo una parálisis en el pie izquierdo”, recuerda el palista del Iuxtanam Monteoro de Mérida.

En el Europeo del año pasado fue noveno y quiere dar un paso más en Serbia. “Este año tengo mejores sensaciones, me he dedicado a entrenar esta distancia y he obtenido tiempos bastante competitivos. Si sale la carrera que llevo preparada, puedo estar cerca de los tres o cuatro primeros. Me veo fuerte para aspirar a medalla”, apostilla.

(Visited 183 times, 1 visits today)