La localidad cordobesa rinde así homenaje al cuádruple campeón del mundo de ciclismo en pista.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

En el velódromo lo ha ganado todo, es cuatro veces campeón del mundo, oro en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y bronce en Río de Janeiro 2016. Además, es el más rápido de España en recorrer un kilómetro a lomos de su bicicleta. Pero uno de los premios más especiales para Alfonso Cabello ha sido el que acaba de recibir de su pueblo. Su nombre quedará grabado para siempre en las instalaciones polideportivas de La Rambla.

Otra distinción más para la estrella del ciclismo paralímpico español, que ya tiene el título de Hijo Predilecto. “El polideportivo que me vio crecer, donde he pasado muchas horas con mis amigos, llevará mi nombre y es muy difícil expresar con palabras todo lo que siento: orgullo, mucha gratitud y también algo de rubor. Me siento muy honrado, gracias a todos los rambleños que me han ayudado con su aliento a llegar a donde estoy. Seguiré trabajando a tope para estar a la altura de este reconocimiento”, ha comentado.

Con sacrificio, tenacidad, perseverancia e ilusión ha construido una carrera plagada de éxitos, labrándose un currículum brillante a sus 24 años. Ganó el oro paralímpico en Londres 2012, mientras que en los Juegos de Río 2016 sumó un doblete de bronce en individual y por equipos. Posee el récord mundial en la prueba del kilómetro contrarreloj de la clase MC5 con un tiempo de 1:01.683.

Y ha sido cuatro veces campeón del mundo (2014, 2015, 2016 y 2018). El ciclista andaluz volvió a subir a lo más alto del podio en Río el pasado mes de marzo en su regreso a las pistas tras una lesión en la cadera que le impidió competir durante un año, perdiéndose el Mundial de Los Ángeles 2017 y luego posponer su reto de participar en el campeonato de España absoluto ante deportistas sin discapacidad.

Este curso sí espera cumplir ese desafío. Cabello tiene marcado en rojo el 21 de septiembre, fecha en la que se celebrará el campeonato nacional de ciclismo en pista en el velódromo de Valencia, donde espera realizar una buena competición y ponerle las cosas complicadas a los favoritos a las medallas.

“La preparación está siendo tranquila, sin prisas pero sin pausa, será el inicio de mi temporada de cara a los Juegos Paralímpicos y al Mundial que tendremos el próximo año en marzo en Holanda. Me gustaría empezar con buen pie, llegar con un buen punto de forma y que ese salto a la competición convencional me sirva para preparar bien el calendario paralímpico, que es nuestro gran objetivo”, ha explicado.

(Visited 11 times, 1 visits today)