El ciclista madrileño logra su segunda medalla en la competición que se disputa en Emmen (Holanda).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Gonzalo García Abella jamás olvidará la Copa del Mundo de ciclismo adaptado en Emmen (Holanda). El joven madrileño ha debutado a lo grande con la selección española en esta competición, primero con un oro en la contrarreloj y un día después con una medalla de plata en la prueba en línea de triciclos MT1.

El deportista, que pertenece al equipo Cofidis de Promesas Paralímpicas -creado para detectar nuevos talentos e impulsar sus carreras-, no ha podido comenzar mejor su andadura con la selección que dirige Félix García Casas y se convierte en una baza importante de cara al campeonato del mundo de agosto en Maniago (Italia).

El ciclista español, que tiene parálisis cerebral, realizó una gran carrera, manteniéndose siempre en el grupo de cabeza y se jugó el oro con el italiano Giorgio Ferroni, quien se impuso en el sprint final. García Abella completó los 25,2 kilómetros en 51 minutos y 52 segundos.

“Las sensaciones han sido muy buenas, he podido rodar con los cuatro primeros y he llegado a meta con el italiano a un segundo, me ha faltado algo que mejoraremos para el Mundial”, ha declarado el madrileño tras finalizar la competición.

Por su parte, en MT2, el balear Joan Reinoso no pudo subir al podio como ya hizo en la crono con un bronce, y en la ruta finalizó en la quinta posición con un registro de 44.51, a nueve segundos de la medalla.

(Visited 42 times, 1 visits today)