Ryanair destroza el tándem de la triatleta gallega, que disputará este jueves el campeonato continental junto a su guía Paula García.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Después de varios meses de trabajo y duros entrenamientos, Susana Rodríguez y su guía Paula García lo tenían todo listo para el asalto al trono en el Europeo de triatlón paralímpico que se disputa este jueves en Tartu (Estonia). Pero a la pareja española le ha surgido un contratiempo, ya que la compañía Ryanair le ha destrozado el tándem y tendrá que adaptarse a otro a pocas horas de competir.

“Viniendo de Lanzarote, la maleta que protege el tándem la debieron de tirar desde una altura considerable, ya que la estructura de acero que lleva unas barras donde va anclada la bicicleta se dobló”, ha explicado la triatleta viguesa. La bici quedó inutilizable, con el cuadro de aluminio torcido y el cambio electrónico roto.

Estado en el que ha quedado el tándem.

“Ahora la tendré que mandar a República Checa por si el fabricante la puede reparar. Espero que esté lista para el Mundial de septiembre. Mis padres me han hecho una caja grande de cartón para meter el tándem que tenía antes”, ha apuntado Rodríguez. Mientras tanto, Ryanair se niega a aceptar la reclamación: “Me dicen que no, ya que no vi el problema al llegar al aeropuerto. La bolsa me cuesta unos 800 euros y la bici aún no lo sé, porque no sabemos si se podrá arreglar”.

Este percance no frena las ganas y la ilusión con la que llegan a Estonia ambas deportistas, que se estrenan como pareja en un Europeo. El cambio de guía le ha sentado bien a la gallega, ya que esta temporada ha logrado un oro en la Copa del Mundo de Águilas y un oro y una plata en las Series Mundiales.

“Estoy muy contenta con Paula, me inspira mucha confianza a la hora de salir a competir y eso es muy importante para que un tándem funcione. Ahora mismo somos bastante regulares en los tres segmentos y pienso que podemos mejorar bastante en bici. Lo más importante es encontrar a alguien que comparta objetivos, ganas y compromiso. La conocí a través de Mabel Gallardo -su anterior compañera-, que sigue apoyándonos y con quien sé que puedo contar para lo que necesite”, ha subrayado.

Un palmarés brillante

Rodríguez, que nació con menos de un 10 % de visión, lidera el ranking mundial en la categoría PTVI y es una de las favoritas para llevarse el título. Este será su séptimo Europeo, competición en la que acumula un oro, una plata y dos bronces. “Llego en buena forma, sin una preparación específica, pero el objetivo siempre tiene que ser ganar. Las rivales más fuertes serán la británica Alison Patrick y la alemana Lena Dieter”, ha matizado.

En septiembre llegará la cita más importante, que es el Mundial en Australia. “De este campeonato depende en gran medida el día a día de la temporada siguiente”, ha añadido. La viguesa se ha labrado un brillante currículum, con 38 podios y 18 victorias en 43 pruebas internacionales en triatlón, un deporte que le devolvió la ilusión tras quedarse sin ir a los Juegos Paralímpicos de Pekín 2008 con el equipo español de atletismo pese a tener la mínima.

Guardó las zapatillas de correr durante dos años hasta que se topó con el triatlón navegando por la web de la Federación Española. “Me apunté a un duatlón que había en Gijón, fue una gran experiencia junto a mi amiga Iris Toral”, ha recordado. No importaron los años de inactividad o que los cambios de la bici no funcionasen, al final, terminó la carrera y volvió a sentirse feliz.

En Río de Janeiro 2016 pudo quitarse una espinita logrando un diploma en su primera experiencia olímpica y desde entonces a sus días le faltan horas, ya que compagina su trabajo como doctora en el Hospital de Santiago con la preparación de un nuevo ciclo paralímpico. “El día a día es complicado porque son 24 horas para muchas cosas y hay que descansar para aguantar el ritmo. Tengo el apoyo de mis compañeros del servicio de rehabilitación, de un grupo de gente que me ayuda a entrenar en Vigo, de mi familia y de mi entrenador Luis Piña”, ha recalcado.

Y todo ello con Tokio 2020 en el horizonte: “Desde que acabó la carrera en Río no he parado de mirar de reojo a Tokio. Todavía no conocemos las pruebas de triatlón que estarán en los Juegos de Japón, pero esperamos saberlo pronto. Quiero estar allí luchando por subir al podio, pero sí nuestra categoría no es elegida, trataría de conseguir la clasificación en ciclismo, que siempre me ha llamado la atención, o incluso en atletismo”.

(Visited 331 times, 1 visits today)