Liliana Oliveros, Willy Rodríguez y José Manuel Marín disputarán el campeonato de Europa de tiro con arco en Pilsen (República Checa).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Los arqueros españoles pondrán a prueba su precisión, fuerza y concentración en el campeonato de Europa que se disputará del 14 al 19 de agosto en Pilsen (República Checa). Liliana Oliveros, Guillermo ‘Willy’ Rodríguez y José Manuel Marín apuntan sus flechas hacia las medallas en esta cita continental, la competición más importante de la temporada para el tiro con arco adaptado.

En la categoría W1 (deportistas en silla de ruedas) competirá Liliana, que llega a la prueba con ilusión y ganas tras lograr un bronce en la Copa de Europa en Olbia (Italia) en junio. “Después de los Juegos Paralímpicos de Río pasé un mal año tras quedarme fuera de la selección española, pero seguí trabajando duro y regresar al equipo con una medalla me da más confianza y motivación”, asegura.

El arquero almeriense José Manuel Marín.

Después de un año sin competir internacionalmente, la asturiana destacó en territorio italiano y confía en sus cualidades para pelear de nuevo por un metal. “Estoy con buenas sensaciones, llevo una temporada trabajando bien y los resultados están saliendo. En el pasado Europeo gané un bronce por equipos y quedé cuarta individual, así que me gustaría quitarme esa espinita. Voy con el objetivo de subir al podio”, recalca.

La arquera, que desde los ocho años sufre una distrofia muscular degenerativa que limita sus movimientos, ha tenido una progresión muy rápida. “Cuando empecé en octubre de 2014 con Elías Cuesta, no sabía ni cómo coger un arco. Ha ido todo muy rodado, aunque es difícil mantener un nivel alto. El problema es que mi enfermedad va mermando mi fuerza en brazos y piernas y en este deporte es clave. Uso un arco para niños, tiro con poca potencia y el viento me afecta más porque al ir con menos fuerza permanece más tiempo en vuelo y la flecha cae más fácil. Pero no hay que lamentarse, debo seguir luchando”, relata.

Regreso a la selección

Otro arquero que regresa a la selección es José Manuel Marín, siete veces campeón de España al aire libre y actual récord nacional en Open Recurvo en la distancia de 70 metros (614 puntos). A sus 47 años le llega una nueva oportunidad de competir en una prueba internacional: “Tres años de ausencia se hacen largo, estuve un tiempo parado en lo deportivo, así que vuelvo con ilusiones y sensaciones renovadas, estoy con muchas ganas”.

El de Roquetas de Mar se agarró al tiro con arco poco después del accidente laboral que le dejó parapléjico con 18 años. Trabajaba en el trazado de la autovía entre Guadix y Baza cuando un desprendimiento de tierras le alcanzó. “Fue un palo muy duro, se me nubló todo, pasé un año en el hospital recuperándome. Antes había practicado tiro con pistola y realizaba carreras de coches, hasta que el arco y las flechas me engancharon, es mi pasión”, relata el almeriense.

Guillermo ‘Willy’ Rodríguez.

Acudió a los Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012, ahora sueña con Tokio 2020: “Con la experiencia he aprendido a que hay que ir paso a paso, pero sí me lo planteo, me gustaría llegar a Japón. Llevo un par de temporadas muy buenas, vuelvo a disfrutar compitiendo y he recuperado esa chispa que me faltaba”. Antes le espera el Europeo en República Checa, precisamente, el país donde logró proclamarse campeón de Europa y del mundo por equipos.

También estará en Pilsen ‘Willy Rodríguez’, otro veterano que a sus 58 años sigue dando guerra en la categoría de Arco Compuesto. En 2004 se inició en este deporte como rehabilitación tras un grave accidente de tráfico que le dejó postrado en una cama durante cuatro años. “Tuve 14 fracturas, con traumatismo craneoencefálico, me dañó columna cervical, tronco, hombros, cintura pelviana, fémur, tibia, peroné y me dejó secuelas graves en miembros inferiores, con la pierna izquierda paralizada de rodilla hacia abajo. Me salvé por los pelos”, explica.

El ferrolano estuvo en los Juegos Paralímpicos de Londres, donde cosechó un diploma, y también en Río de Janeiro 2016. Su mayor logro internacional fue una presea de bronce en el Europeo de Saint Jean De Monts (Francia) hace dos años. “La edad me va pasando factura, ando con lesiones que me tienen un poco mermado, pero quiero dar la talla y hacerlo lo mejor posible. Estoy probando el material nuevo que me dio la victoria en el campeonato de España, pero aún me estoy adaptando al arco”, indica.

Acude al Europeo con ambición, pero consciente de lo difícil que será conseguir una medalla. “Hay mucha gente en mi categoría que están tirando a un nivel muy alto, pero me veo competitivo y si las cosas salen como en los entrenamientos y tengo un round bueno lanzando las 72 flechas, puedo estar entre los primeros”, añade el gallego.

(Visited 90 times, 1 visits today)