La selección española de baloncesto en silla acude a Hamburgo (Alemania) con el objetivo de pelear por las medallas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El próximo mes se cumplirán dos años de la mayor gesta del baloncesto español en silla de ruedas, la histórica plata en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. Ahora, el combinado nacional afronta otro desafío mayúsculo, el Mundial de Hamburgo (Alemania) del 16 al  25 de agosto, con el objetivo de volver a estar entre los mejores y pelear por las medallas.

Óscar Trigo, que afronta su segunda etapa al frente de la selección, mantiene el mismo bloque, con la incorporación de tres promesas que apuntan alto: Óscar Onrubia, Pablo Lavandeira e Ignacio ‘Pincho’ Ortega. “Buscamos devolver la frescura al equipo, por eso era necesario contar con nuevas sensaciones y con jugadores jóvenes que se unen en el vestuario a veteranos con ambición”, dice el técnico.

España ha dejado luces y sombras en los torneos de preparación, pero confían en ir creciendo durante la competición en tierras germanas. “No entrenamos lo suficiente para marcar las líneas tácticas en los primeros partidos. En las últimas dos concentraciones hemos mejorado el criterio defensivo, estábamos recibiendo muchos puntos en contra. Aún tenemos que mejorar la constancia en el juego ofensivo, hay lagunas de cinco minutos en los que nos cuesta anotar y hay que frenarlo porque permite al rival hacernos daño”, asegura Trigo.

La ‘ÑBA’ sobre ruedas está encuadrada en el grupo D junto a Australia -vigente campeona-, Argentina y Holanda. “Los australianos tienen un potencial muy elevado, son referentes mundiales, han hecho un cambio generacional y llegan mucho más reforzados, será el partido más duro. Argentina tiene jugadores experimentados que han crecido en la Liga española, nos costará superarles. Y a Holanda la conocemos bien, nos ganó en el Europeo y este año nos hemos enfrentado cinco veces. Tienen un juego exterior peligroso y nos pueden crear problemas”, analiza el seleccionador.

Objetivo, semifinales

España ha disputado cuatro de los 12 mundiales celebrados hasta la fecha, siendo su mejor resultado la cuarta posición en Incheon (Corea del Sur) 2004. “El objetivo es llegar a semifinales, pero hay que ir partido a partido. El equipo está en transformación, pero preparado para competir ante cualquiera siempre que pensemos en que la fuerza está en el grupo y no en las individualidades”, recalca Pablo Zarzuela.

El juagdor jerezano comenta que la llegada del nuevo entrenador les ha dado “alas en el juego. Vamos en una línea ascendente, hemos ganando en autoestima, en confianza, en forma física y en entendimiento, eso nos está haciendo más fuertes, hemos mejorado en defensa, nuestra seña de identidad. Ahora falta tener esa chispa en ataque para estar al nivel de los mejores”.

Para el director de orquesta de la selección, Asier García, “las sensaciones son positivas. Hemos ido creciendo todos estos meses de preparación. El año pasado en el Europeo no fuimos intensos en defensa y sufrimos a la hora de construir nuestro ataque desde las transiciones, así que debemos recuperar la intensidad en el juego, que nos catapultó al cuarto puesto en el Mundial de Corea y a la plata en Río”.

El base vasco, que este año ha sido subcampeón de Liga y de la Euroliga con el Bidaideak Bilbao, se muestra convencido en poder luchar por el podio. “Lo más importante será encontrar en esos tres partidos de la fase de grupos el nivel competitivo máximo de esta selección que nos de confianza y seguridad de cara a las rondas eliminatorias. Podemos alcanzar las medallas, sabemos que será muy difícil y que la exigencia es máxima, pero si no estuviéramos pensando en medalla, no tendría sentido todo el camino recorrido hasta aquí”, añade.

En la misma línea se expresa Agustín Alejos, el mejor jugador español de la Liga esta temporada. El vigués afronta su primer Mundial “con muchas ganas, será muy especial porque también estará mi mujer compitiendo -Shelley Cronau con Australia-. Estoy con confianza y me encuentro en un buen momento, espero ayudar con mi juego y con mis puntos para que el equipo llegue lejos”, dice.

“Hay talento y jugadores que están entre los mejores del mundo en sus clases, pero habrá que demostrarlo en la cancha como hicimos en Río de Janeiro. Será muy difícil repetir la gesta de los Juegos, pero el objetivo es llegar a nuestra primera final en un Mundial. Tenemos marcado el camino, venimos de un pequeño cambio generacional, han entrado jóvenes, nuevo entrenador, pero estamos listos para este desafío”, apostilla el gallego.

CONOCE A LOS 12 JUGADORES DE LA SELECCIÓN

(Visited 35 times, 1 visits today)