Sarai Gascón y Toni Ponce logran el oro, mientras que Sergio Martos, Eva Coronado, Ariadna Edo, Núria Marquès y José Antonio Marí consiguen el bronce.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de natación paralímpica sigue añadiendo medallas a su zurrón en el Europeo de Dublín. En la tercera jornada han caído siete metales: dos oros y cinco bronces, que le permiten sumar ya 23 preseas. Una vez más volvió a brillar en la piscina de Irlanda Toni Ponce, que conquistó su segunda medalla dorada en este campeonato. Si el martes subía al primer cajón del podio en 200 estilos SM6, ahora lo ha hecho en su prueba favorita, los 100 metros braza.

El catalán, que está siendo uno de los nadadores más destacados de este Europeo -lleva dos oros y dos bronces-, se impuso con autoridad a sus rivales y aventajó en más de 11 segundos al italiano Marco Dolfin, que fue plata. Hizo un tiempo de 1:29.85, cerca del récord del mundo que él posee (1:28.18). En esta disciplina, Francisco Javier Cárcamo finalizó quinto (1:49.52) y el vallisoletano Luis Huerta fue séptimo (2:05.13).

El segundo oro español lo firmó Sarai Gascón en los 100 metros mariposa S9 con un registro de 1:08.24. La nadadora de Terrasa consigue su segunda presea de oro en Dublín, ya que este martes venció en los 100 libres. Le acompañó en el podio otra vez Núria Marquès (1:10.40), aunque esta vez no pudo sumar la plata y se quedó con el bronce.

Una de las promesas de la natación paralímpica española, Sergio Martos, se ha estrenado en un Europeo con un metal de bronce en los 50 metros libres S8. “La cosa ha estado apretada, estoy muy orgulloso y contento, todos los meses de entrenos han valido la pena”, ha apuntado el valenciano. Muy cerca de él se quedó Íñigo Llopis, que en la pasada jornada ganó el oro en 400 libres, pero esta vez fue cuarto con 29.24 segundos. En categoría femenina, la joven Nahia Zudaire consiguió una meritoria quinta posición con 33.59 segundos.

Tras un año difícil en el que arrastrado una lesión, Eva Coronado ha visto recompensado su esfuerzo con un bronce en los 100 espalda S14, su gran especialidad. La valenciana subió al tercer peldaño del podio con 1:13.43 tras la descalificación de la holandesa Amber van der Kruk. “Estoy súper feliz, solo viendo la marca es increíble, es algo inesperado. Es el gran premio al trabajo de tanto tiempo”, ha apuntado.

Un bronce también se llevó Ariadna Edo en los 200 estilos SM13. La castellonense repite el mismo resultado que obtuvo en el Europeo de Funchal 2016 y bajó su marca hasta los 2:34.66. En la misma prueba, Marian Polo se estrenaba con una cuarta posición con 2:36.83. El último bronce lo amarró José Antonio Marí en los 100 metros mariposa S9 con 1:01.15. “Me he quedado a dos décimas de mi mejor marca. Me quito la espina del 100 libres y estoy muy contento”, ha apuntado. Jacobo Garrido fue sexto con 1:04.24.

En categoría masculina 200 estilos SM13, Enrique Alhambra fue octavo (2:28.25) y Borja Sanz, séptimo (2:25.24). Judit Rolo, que ya tiene tres medallas en este Europeo, fue quinta en los 100 braza SB7 (1:50.54) y en los 400 estilos S10, Julia Benito fue sexta con 4:54.73. Varios españoles rozaron las medallas en esta tercera jornada. El veterano Miguel Luque terminó cuarto con 1:57.13 en los 100 braza SB4, a 22 décimas del bronce.

Cuarta posición hizo la zaragozana María Delgado en los 50 metros libres S12 (29.22 segundos) y también fue cuarto Manuel Martínez en los 50 braza SB3 con 1:00.43. Le siguió Iván Fernández, quinto con 1:02.25. Por su parte, Inés Rodríguez terminó en la quinta plaza en los 50 braza SB3, con un tiempo de 1:25.21 que supone marca personal. España ya lleva 23 medallas.

CONSULTA LOS RESULTADOS DE LOS ESPAÑOLES

(Visited 76 times, 1 visits today)