El nadador catalán, oro en los Juegos Paralímpicos de Río y en el Mundial de México, logra la victoria en el Europeo de Dublín. 

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Óscar Salguero siempre tiene una motivación para superarse. A los 19 años le llegó su eclosión en la piscina tras conquistar el oro en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. Una medalla que cuelga en su habitación en el CAR de San Cugat y que le sirve de inspiración para seguir brillando en natación. En diciembre ganó el oro en el Mundial de México y ahora, con ambición y trabajo, ha superado otro reto tras colgarse la presea dorada en los 100 metros braza SB8 en el Europeo.

Era el favorito en su prueba fetiche y lo demostró desde que se lanzó al agua. Ninguno de sus rivales pudo aguantar su ritmo en el centro acuático de Dublín, en cada brazada exhibió su potencial, técnica y hambre de victoria. Pasó el viraje en 32.17 segundos, aumentó la diferencia con sus perseguidores para enfilar el camino hacia el oro.

Paró el crono en 1:09.24, batiendo el récord de España. Otro éxito más para el nadador que entrena bajo las órdenes de Jaume Marcé en Barcelona, donde compagina el deporte de alto nivel con sus estudios de Medicina en la Universidad. El de Sabadell, que nació sin parte del brazo derecho, ya presume de tener la triple corona de oro en los 100 braza. En la final, gran actuación también para Carlos Martínez, que terminó en quinta posición con 1:16.02.

(Visited 224 times, 1 visits today)