La atleta madrileña revalida el título de campeona de Europa en salto de longitud T12 con una marca de 5.42 metros.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

A un centímetro del podio se quedó Sara Martínez en los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro. No se vino abajo, siguió luchando y trabajando duro y la recompensa le llegó, primero con una plata en el Mundial de Londres en 2017 y ahora con un oro en el Europeo de Berlín. La madrileña ha vuelto a confirmar que es la reina del salto de longitud en categoría T12 (deficiencia visual).

Llegaba a la competición con una marca de 5.49 metros este año tras una temporada en la que ha tenido un largo parón por molestias en una rodilla. Pese a ello, exhibió su talento y potencial en el foso de arena del estadio Friedrich Ludwig Jahn, donde impuso su ley desde el inicio. El objetivo era el oro y en el primer salto, con 5.33 metros, demostró su superioridad con las rivales.

No mejoró en los tres siguientes (5.17, 5.21 y 5.24) pero lideraba con holgura el concurso. En el quinto intento, la madrileña voló hasta los 5.42 para terminar de amarrar la presea dorada, inalcanzable para sus perseguidoras. Cerró su participación con 5.31 metros.

Martínez revalida de esta forma su título de campeona de Europa ya que en Grosseto (Italia) 2016 se colgó el oro. En su palmarés cuenta también con dos bronces continentales, así como dos bronces y una plata en mundiales en salto de longitud. Una disciplina que no le gustaba cuando a los ocho años se inició en el atletismo, ya que se decantaba más por las pruebas de fondo.

Hasta que su entrenador, Pedro Maroto, empezó a pulir sus cualidades para el salto. Desde muy pequeña destacó sobre el tartán en categorías inferiores y debutó en unos Juegos Paralímpicos en Atenas 2004 con solo 14 años. En Londres 2012 (fue quinta) y en Río de Janeiro 2016 (cuarta) se quedó a las puertas de las medallas, pero si mantiene su progresión y le respetan las lesiones, será una de las favoritas para estar en el podio en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

En esta prueba de longitud T12 compitieron también la sevillana Sara Fernández, que finalizó en la cuarta posición con un mejor salto de 4.92 metros, mientras que la joven Alba García, acabó en el quinto puesto con 4.12 metros.

Gerard Descarrega, descalificado

Día aciago para Gerard Descarrega en su estreno con el guía Guillermo Rojo. El atleta tarraconense, campeón paralímpico y del mundo en 400 metros, fue descalificado en las semifinales de los 100 metros T11 tras soltarse de la cuerda que le une a su compañero justo antes de cruzar la meta. Eso permitió quedar en primera posición a Martín Parejo junto a su guía Albert Selva, que con 11.60 segundos pasan a la final.

En la jornada vespertina lucharán por las medallas otras dos velocistas españolas en los 200 metros T11. La burgalesa Lia Beel, con su guía David Alonso, logró el billete a la final con 28.54 segundos. Le acompañará la bilbaína Itxaso Munguira con Aitor Finez, que hizo una marca de 30.50 segundos.

(Visited 68 times, 1 visits today)