El judoca madrileño sube al podio en la categoría de -73 kilos en la competición celebrada en Kazajistán. Borja Pahissa acaba quinto, mientras que Sergio Ibáñez y David García, séptimos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Desde hace unos años es una de las referencias del judo español para ciegos y lo ha vuelto a confirmar en el tatami de Atyrau (Kazajistán), donde ha conquistado un bronce. Álvaro Gavilán ha alcanzado el podio en la Copa del Mundo tras una dura repesca en la que se ha impuesto a todos sus rivales en la categoría de -73 kilos.

El deportista madrileño, que padece la enfemerdad de Stargardt, completó un gran campeonato para llevarse la medalla, la segunda que consigue esta temporada, ya que también fue bronce en el Torneo Internacional de Heidelberg (Alemania). Debutó con un triunfo por ippon ante el mexicano Raúl Abraham Ortiz, pero en el siguiente duelo fue derrotado por el ucraniano Serhii Kotenko, que a la postre se llevaría el oro.

Le tocaba afrontar una exigente repesca para luchar por la medalla y tiró de talento, técnica y experiencia para superar a sus contrincantes. Primero tumbó al portugués Rubén Gonçalves, después se deshizo del francés Lois Leger también por ippon, y en el decisivo combate por el bronce venció al ruso Shakhban Kurbanov tras remontar con un ippon y un wazari en los instantes finales.

“En el primer combate me sentí muy bien, fuerte y superior. En el segundo estaba cómodo y pude haber ganado, pero las sensaciones fueron buenas y si entreno un poco más sé que puedo vencer al ucraniano. El tercer combate de la repesca fue súper duro, iba perdiendo hasta que quedaban 40 segundos, pero mantuve la cabeza fría para empatar y ganar tras marcar en la técnica de oro”, ha explicado Gavilán.

Un gran resultado para el judoca madrileño, que a finales de 2017 volvía a enfundarse el judogi después de un año estudiando en Inglaterra. Su siguiente objetivo será el Mundial de Lisboa en noviembre, campeonato que marcará el inicio del ranking clasificatorio para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

En la última Copa del Mundo de la temporada participaron cuatro españoles más. En -60 kilos el onubense Borja Pahissa logró una meritoria quinta posición. Perdió en primera ronda con el surcoreano Seungwoo Chun, que después se proclamaría campeón. En la repesca venció al ruso Vitalii Koriakin y al mexicano Bryan Gerardo Aburto, ambos combates por ippon. No pudo con el kazajo Olzhas Orazalyuly  y se quedó a un paso del podio.

En la misma categoría, el aragonés Sergio Ibáñez acabó en el séptimo puesto. Empezó el torneo bien, ganando por ippon al portugués Sergio Mendes, pero después cayó con el rumano Florin Bologa. En la repesca, el vigente subcampeón de Europa cedió ante el coreano Seongjin Jang. Y en -66 kilos, David García Orozco fue séptimo tras perder sus dos combates con el ucraniano Davyd Khorava y el turco Recep Ciftci. Tampoco le fueron bien las cosas a Daniel Gavilán, que cayó con el coreano Hyunho Jung y con el kazajo Azamat Nokushev.

(Visited 24 times, 1 visits today)