El deportista español se queda a un segundo del podio en la prueba para atletas en silla de ruedas.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Mientras el keniano Eliud Kipchoge lograba un récord de leyenda en la maratón de Berlín, un español también brillaba sobre el asfalto alemán en la prueba para deportistas en silla de ruedas. Jordi Madera se quedó a un segundo del podio y terminó en la cuarta posición tras completar los 42,195 kilómetros en 1:29.45, muy cerca del canadiense Brent Lakatos (oro), del suizo Marcel Hug (plata) y del británico Johnboy Smith (bronce).

“Fue una parrilla de salida con un nivel muy alto y gran participación. Se formó un grupo de entre 15 y 20 corredores, había mucha tensión para no quedarse cortado en un cambio o accidente y empezó con un ritmo elevado. A partir de los 5.000 metros se igualaron las fuerzas, se quedaron algunos atletas descolgados y comenzó una carrera de estrategia, de estar bien situados y atentos en el pelotón, con muchos cambios de ritmo y fatiga acumulada”, ha relatado el catalán.

Unos 14 deportistas se escaparon hasta que en el kilómetro 38 se rompió el grupo. “Me quedé atrás pero conseguí alcanzar a los primeros. Tras la última curva se lanzó el sprint y aunque no soy un corredor con una punta de velocidad muy alta, adelanté a atletas hasta la misma línea de meta. Con 100 metros más sé que habría subido al podio. Aun así, quedar cuarto es todo un éxito. Agradezco el apoyo de mi club Tri Activ Lanzarote y de Juan Carlos Albuixech, que me permite hacer buenas concentraciones allí”, ha comentado.

Otro logro más el que ha firmado Madera, ya que en la primera parte de la temporada consiguió la victoria en las pruebas de Sevilla y de Barcelona, se colgó un bronce en la maratón de París, un Top 10 en Boston en una de las carreras más duras de su trayectoria deportiva por las condiciones meteorológicas y también fue sexto en la Copa del Mundo de Londres. “Estoy muy satisfecho por los resultados obtenidos, ha sido mucho trabajo, dedicación y sacrificio, pero todo tiene su recompensa”, ha añadido. En tres semanas disputará la maratón de Chicago y después preparará las citas de Nueva York, Oita (Japón) y Londres.

La cruz de la moneda en la competición de Berlín fue para otro de los grandes maratonianos españoles en silla de ruedas, Rafa Botello, que no tuvo su día y finalizó en el puesto 19 con 1:46.11. El sevillano Joaquín García Díaz fue vigesimoquinto con 1:57.45, el cordobés José Antonio Ballesteros terminó en la posición 29 (2:20.42), José Vicente Aguilar en la 32 (2:36.03) y Mikel Goikoetxea en el puesto 35 (2:48.58).

(Visited 36 times, 1 visits today)