El murciano y la valenciana conquistan el torneo internacional de tenis en silla de ruedas en Rivas Vaciamadrid.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Kike Siscar y Lola Ochoa han impuesto su dominio en la pista del Polideportivo Municipal Parque del Sureste en Ciudad de Rivas tras conquistar el Open Internacional Fundación Once de tenis en silla de ruedas. Ambos jugadores lograron la victoria tanto en individuales como en la prueba de dobles, revalidando así el título que consiguieron el año pasado.

Siscar, número 47 del ranking mundial, tumbó en la final al francés David Dalmasso por 4-6, 6-3 y 6-4. “Tenía a un jugador muy duro enfrente, me ha puesto las cosas muy difíciles. Pese a que el primer set cayó de su lado no bajé la guardia y me llevé el segundo. En el tercer set iba perdiendo 2-4, le rompí el servicio y pude remontar para llevarme el partido”, ha explicado el tenista murciano.

En octavos ganó a Juanjo Rodríguez 6-3 y 6-2, en cuartos se deshizo del rumano Stancu Ionut (6-1 y 7-5) y en semifinales arrasó a Mihai Gaita (6-0 y 6-1). Además, el deportista de Torre Pacheco completó su gran actuación conquistando también el título en dobles formando pareja con Iosu Villahoz. Ganaron en cuartos 6-0 y 6-2 a José Coronado y Rodríguez y en semis por un doble 6-1 al marroquí Lhaj Boukartacha y al húngaro Laszlo Farkas.

En la final doblegaron al galo Dalmasso y al colombiano Edwin Mayorga por 1-6, 6-3 y 10-8. “Estoy muy contento por cómo se ha dado el torneo, venía haciéndolo bien pero los resultados no me estaban acompañando, así que feliz por el doblete y por la mejoría de mi juego”, ha añadido. Sus próximas competiciones serán en octubre en Manchester y en el Máster Nacional de Barcelona.

Primer logro internacional del año

La valenciana Lola Ochoa inauguró en Rivas su palmarés internacional esta temporada. La campeona de España demostró su potencial para llevarse el título tras vencer en la final a la británica Cornelia Oosthuizen. El primer set se lo adjudicó por un ajustado 7-6 y en el segundo no dio opciones a su rival y terminó ganando por 6-1. Antes, en semifinales eliminó a la búlgara Zoya Chavdarova (4-6, 6-2 y 6-1).

“Ha sido una final muy dura, un partido mental, no he jugado mi mejor encuentro, pero supe luchar cada bola y mantener la presión para lograr el triunfo. He sabido sufrir en pista y esto me da mucha confianza para seguir trabajando y mejorando de cara a los próximos torneos”, ha apuntado la número 44 del mundo, quien también ganó el dobles formando tándem con la rumana Cristina Deac tras imponerse por 6-4, 6-7 y 10-8 a Oosthuizen y a la austriaca Christina Pesendorfer.

(Visited 44 times, 1 visits today)