El granadino disputará su séptimo campeonato del mundo de tenis de mesa paralímpico con el objetivo de ampliar su palmarés con otra medalla.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Lleva 25 años encaramado en la élite del tenis de mesa, ha sido campeón del mundo, de Europa y ha subido al podio en cinco ocasiones en los Juegos Paralímpicos. A sus 40 años, el incombustible José Manuel Ruiz mantiene intacta la ilusión y el hambre de títulos, y arranca motivado una nueva temporada en la que el Mundial es su gran objetivo.

“Cada vez cuesta más, aparecen nuevos jugadores y la edad es un factor a tener en cuenta. El secreto para seguir arriba no es otro que entrenar mucho con ganas de mejorar y de superarme cada día, persistir y no rendirme nunca. Llegar a lo más alto es difícil, pero lo complicado es permanecer durante tantos años entre los mejores”, explica el granadino.

Del 15 al 21 de octubre disputará en Lasko (Eslovenia) su séptimo campeonato del mundo con el objetivo de ampliar su brillante palmarés. Debutó en París 1998 con 20 años y se llevó un bronce individual y un oro por equipos. En Taipei 2002 logró dos platas y un bronce, en Corea 2010 ganó el oro en la prueba Open, un bronce individual y una plata por equipos. El mismo metal sumó en la edición de China 2014 y en Eslovaquia en 2017 atrapó otro bronce por equipos.

El palista andaluz, que juega en la clase 10 -le falta parte del brazo derecho desde que nació por una agenesia congénita-, asegura que será un Mundial “duro e igualado, las nuevas generaciones llegan muy fuertes y el nivel es cada vez mayor. Vamos los 18 mejores del mundo y el favorito al oro es el polaco Patryk Chojnowski, está un peldaño por encima. Luego hay un abanico de ocho jugadores que peleará por la plata y por el bronce. Quiero lograr una medalla y sumar puntos para el ranking”.

Derribando barreras

Este profesor de Educación Física sigue derribando barreras, entrena y compite con gente sin discapacidad y es el único palista paralímpico que juega en la Superdivisión, la máxima categoría del tenis de mesa español. Este año lo hace con el Cambados, con el que consiguió el ascenso en el pasado curso. “Por sus características, este deporte permite una inclusión total. Aquí jugamos en función del nivel deportivo, no de la discapacidad, del sexo o de la edad. Para mí es importante jugar con los mejores porque me permite crecer”, recalca.

Ruiz quiere hacer historia y convertirse en el primer deportista masculino español en participar en siete Juegos Paralímpicos. “Es todo un reto y una motivación extra”, subraya. Para ello, ha planificado los dos próximos años con la intención de prepararse lo mejor posible. “La idea es acudir una vez al mes al Centro de Alto Rendimiento de Madrid a las concentraciones de la selección absoluta, así como ir al mayor número de pruebas del Pro Tour y torneos paralímpicos”, apunta.

El deportista de Guadix ha lanzado la campaña #7enTokio con el objetivo de captar patrocinios que le permitan dedicarse plenamente a preparar la cita japonesa. “Ojalá puedan ayudarme en este proyecto para llegar en buena forma. Mis rivales sí pueden dedicarse en exclusiva al deporte, solo pretendo estar en igualdad de condiciones”, añade.

Ha estado en Atlanta 1996, Sidney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008, Londres 2012 y Río de Janeiro 2016, donde fue el abanderado español, y acumula una plata individual y dos platas y dos bronces por equipos. “A Tokio llegaré con 42 años y serán mis últimos Juegos con opciones reales de luchar por las medallas”, apostilla.

 

(Visited 29 times, 1 visits today)