El joven judoca aragonés sube al podio en -60 kilos tras imponerse a tres rivales sin discapacidad visual.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Con talento, tesón y sacrificio Sergio Ibáñez se ha convertido en una de las referencias del judo paralímpico español y en uno de los mejores del mundo. El aragonés, de 19 años, tampoco entiende de barreras y ha vuelto a hacer historia tras conquistar un bronce en la Copa de España judo frente a rivales videntes en el Polideportivo Juan de la Cierva de Getafe.

No tuvo un buen estreno ya que cayó en su primer duelo frente al catalán Oriol Subirana, que a la postre se llevaría el oro en la categoría de -60 kilos. Pero Ibáñez no claudicó y volvió a levantarse con más brío para doblegar a dos contrincantes en la repesca. En la lucha por el bronce, el joven del Judo Club Zaragoza se ha impuesto a Carlos Antón.

Y lo ha conseguido pese al hándicap añadido con el que ha tenido que lidiar. “Nací con una discapacidad visual que me afecta al nervio óptico y, además, soy fotosensible, tengo fotofobia desde los ocho años. En este torneo ha entrado mucha luz por los focos del pabellón y eso se reflejaba en el tatami, por lo que no veía nada”, ha relatado a dxtadaptado.com

Un problema que no le ha impedido triunfar en el municipio getafense. Esta es su segunda presea en una Copa de España absoluta, ya que el pasado mes de junio se colgó una plata en la prueba disputada en Jaca. “Para mí es habitual entrenar y competir con judocas que sí ven, suelo participar en el circuito junior y senior, forma parte de mi preparación. Esta medalla me da confianza para afrontar el Mundial, donde me gustaría ganar una medalla”, ha añadido Ibáñez, vigente subcampeón de Europa.

También ha cuajado un gran torneo Álvaro Gavilán, quien se ha quedado a las puertas del podio en -73 kilos tras ser quinto. El madrileño, que hace un mes logró un bronce en la Copa del Mundo de Atyrau (Kazajistán), ganó los dos primeros combates, perdió en cuartos, venció en la repesca y cayó por wazari en el duelo por el tercer puesto.

Su hermano, Daniel Gavilán, fue eliminado en segunda ronda, mientras que David García y Borja Pahissa no pasaron de la primera fase. “El resultado es lo de menos, lo que buscábamos en esta competición era que todos acumulasen rodaje de cara al gran objetivo de la temporada, el campeonato del mundo en noviembre”, ha explicado el seleccionador nacional, Alfonso de Diego.

Del 8 al 13 de octubre, el equipo español llevará a cabo una concentración en Orleans (Francia) para preparar la cita mundialista. En territorio francés solo estarán Sergio Ibáñez, Borja Pahissa y la triple medallista paralímpica (plata en Atenas 2004, Pekín 2008 y bronce en Londres 2012) Marta Arce, que se ha recuperado de la fractura del radio de su brazo derecho que sufrió en abril en Turquía.

(Visited 150 times, 1 visits today)