Simón Cruz pasa a octavos, mientras que Marcela Quinteros y Esther Torres subirán al podio si ganan en cuartos de final.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de parabádminton está muy cerca de asegurarse hasta tres medallas en el Europeo que se disputa en Rodez (Francia). En la prueba individual, Simón Cruz, Marcela Quinteros y Esther Torres han firmado una buena jornada y tienen en sus manos subir al podio continental.

El jugador jienense, que en su debut en la categoría SL3 venció al finlandés Antti Kaerki (21-9 y 21-10), ha sumado un triunfo y una derrota en el segundo día de competición. El andaluz empezó arrasando al francés Geoffrey Byzery por 21-12 y 21-7, confirmando su presencia en octavos de final. En la pelea por el primer puesto del grupo F, a Cruz se le escapó por muy poco un igualado partido con el ucraniano Oleksandr Chyrkov (15-21, 21-19 y 20-22). Jugará en octavos con el belga Bob Biesmans.

El deportista de Andújar también empezó la prueba de dobles junto al alemán Tim Haller y han estado a punto de dar la sorpresa frente a los números uno de Europa, los galos Guillaume Gailly y Mathieu Thomas. Tras llevarse el primer set por 19-21 y tener volante de partido en el segundo, al final fueron superados por 21-23 y 12-21.

Marcela Quinteros: Fuente: Mark Phelan

En la categoría WH2 (silla de ruedas), las españolas demostraron el buen momento por el que atraviesan y se han colado en cuartos de final. La catalana Esther Torres ganó sus dos encuentros, ante la italiana Marcella Li Brizzi (21-8 y 21-4) y frente a la escocesa Fiona Christie (21-19 y 21-8), quien también será su rival en la siguiente ronda.

Marcela Quinteros, que había perdido el día anterior con la Top 1 de Europa, la turca Emine Seckin, exhibió su potencial y nivel en el partido ante la francesa Marilou Maurel, a quien derrotó por un contundente 21-8 y 21-3. La valenciana se medirá en cuartos a la jugadora gala Emmanuelle Ott y si vence ya tendría una medalla en el bolsillo.

En dobles femenino WH1-WH2, Marcela y la austriaca Henriett Koosz siguen con opciones de acceder a la fase final tras perder un encuentro (17-21, 22-20 y 11-21 con las suizas Cynthia Mathez y Karin Suter-Erath) y ganar otro por un doble 21-12 a las francesas Audrey Bellia-Sauvage y Ott.

Pablo Serrano. Fuente: Mark Phelan

Peor suerte tuvieron los españoles en categoría WH1 en su estreno en un Europeo. Francisco Motero, que en la primera jornada sumó una victoria y una derrota, ha caído con el ruso Yuri Stepanov por un doble 21-8 y se despide del campeonato. Tampoco ha podido acceder a la siguiente ronda Alfonso Jiménez tras perder con el alemán Young-Chin Mi por 21-6 y 21-10. Ambos también formaron pareja en el dobles masculino y fueron eliminados en la fase de grupos.

Otro debutante ha sido el asturiano Pablo Serrano, un diamante en bruto del parabádminton español que ya se codea con los mejores en la categoría SU5 a sus 15 años. Pese a que plantó batalla a sus rivales, no pudo hacer nada ante el turco Burak May (12-21 y 12-21) y con el polaco Bartlomiej Mroz (21-6 y 21-4), número tres del ranking mundial.

(Visited 42 times, 1 visits today)