El vigente campeón de Liga viene de perder en Badajoz ante el Mideba Extremadura, mientras que los vascos llegan crecidos tras ganar al CD Ilunion.

Dxtadaptado.com

La Liga de División de Honor de baloncesto en silla de ruedas vive este sábado, a las 18.30 horas en el Pabellón Lepanto de Albacete, la reedición de la final de la Liga de baloncesto en silla de ruedas de la pasada temporada. El vigente campeón, el BSR Amiab, recibe a un Bidaideak Bilbao cargado de confianza tras encadenar tres triunfos, el último ante el todopoderoso CD Ilunion.

El calendario ha querido que ambos equipos midan sus caras en un momento clave de la temporada. Los manchegos tenían una importante prueba de fuego en Badajoz ante el Mideba Extremadura y los vascos se medían en Madrid al Ilunion. El resultado de unos y otros fue dispar, mientras el BSR Amiab Albacete dominó el partido pero se le escapó la victoria en la prórroga, el Bilbao ganó con cierta claridad al equipo madrileño. Los dos resultados demostraron que esta Liga ya no es lo que era y que la supremacía de Ilunion e incluso del Amiab ha quedado atrás y un ramillete de equipos con potencial suficiente para ganar y aspirar a todo.

Los de José Manuel Artacho sufrieron su primera derrota y eso siempre suele levantar dudas en los equipos, quizá más en este conjunto acostumbrado a ganar. El trabajo esta semana está siendo importante en lo psicológico pero también el técnico ha trabajado los puntos flojos del equipo en el final del partido de Badajoz.

Enfrente estará un Bilbao que es uno de los clubes históricos de la competición y que en los últimos años siempre ha puesto las cosas muy difíciles a los manchegos, tanto en el Pabellón Lepanto como cuando han jugado en territorio bilbaíno. Este equipo fue finalista de la Liga la temporada pasada y tiene un excelente plantel. Ya en la temporada 2013-14 había sido subcampeón liguero, posición que le quitó el BSR Amiab Albacete las tres temporadas siguientes. La plantilla que estrena Esteban Núñez tiene tres medallistas paralímpicos, Joshua Turek, Asier García y David Mouriz.

Sin duda, el alero americano sigue siendo la pieza clave de este conjunto, con una media de 23 puntos esta temporada. El base español Asier García es el otro hombre clave, con un promedio que ronda las 11 asistencias por partido. Pero quizá este año el Bidadeak Bilbao ha subido un peldaño más en su rendimiento, seguramente porque la plantilla ofrece más posibilidades de rotaciones, con la aportación de Luis Eduardo Jasso, que llegó del Fundación Grupo Norte, suma más opciones de relevo. Además, hombres como Avendaño, Lorenzo, Mouriz o Blair dan versatilidad al equipo en los momentos de un partido que necesitan un cambio de rumbo.

(Visited 15 times, 1 visits today)