La ‘rider’ española despide un año inolvidable con una nueva medalla en la prueba de boardercross disputada en Pyhä (Finlandia).

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

En los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang (Corea del Sur) en marzo alcanzó la cima tras conquistar una histórica medalla de bronce. Ahora, Astrid Fina ha puesto el broche a un año inolvidable con dos preseas -una plata y un bronce- en la Copa del Mundo de snowboard en Pyhä (Finlandia).

En la jornada anterior se llevó un metal plateado en la disciplina de boardercross y este sábado ha repetido podio en el circuito situado en el corazón de Laponia, un escenario que acogerá el próximo año el Mundial. En un día complicado por las condiciones meteorológicas y con mucho viento, la deportista española fue de menos a más en la ronda clasificatoria.

Albert Mallol y Astrid Fina

Fue cuarta con 45.86 segundos en su primer intento y segunda con 44.71 en la siguiente. “En la primera bajada por crono me quedé con un sabor agridulce pero en la segunda lo di todo y mejoré el tiempo de ayer”, ha explicado a dxtadaptado.com. En el ‘head to head’ de semifinales se vio sorprendida por la joven holandesa Anne Garttener, que le privó de estar en la final.

“Tuve un fallo en la salida y me adelantó, lo hizo muy bien y aunque estuve muy cerca de ella durante todo el recorrido, no pude alcanzarla”, ha relatado. En la pelea por el bronce, otra vez le tocaba lidiar con la también holandesa Renske van Beek, a la que se impuso en un duelo igualado. “Intenté liderar la carrera desde el principio, hubo momentos en los que me adelantó pero pisé fuerte la tabla y le pude pasar”, ha añadido.

Con estas dos medallas, Astrid despide un 2018 espectacular que jamás olvidará, sobre todo, tras ese bronce paralímpico en Pyeongchang. Apenas lleva seis años surfeando los circuitos nevados con un deporte al que llegó por casualidad poco después de sufrir la amputación tibial de su pierna derecha tras un accidente de tráfico.

Con trabajo, perseverancia y positivismo, la catalana se ha instalado en la élite de este deporte, pero no se detiene y quiere más. Su siguiente desafío, ganar su primera medalla en un Mundial. “Ha sido mi mejor año deportivo y ojalá que todas las temporadas sean así. Ahora con ganas de seguir trabajando y sin bajar la guardia para el Mundial, que es el gran objetivo”, ha apostillado.

(Visited 51 times, 1 visits today)