La mejor pareja española de la historia en esquí alpino arranca una nueva temporada cuyo gran objetivo es el Mundial de enero. 

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Empezaron a esquiar juntos en 2002 tras conocerse en una estación de servicio en una autopista de Francia y desde entonces, han formado un tándem sin fisuras, una pareja de leyenda que ha brillado sobre la nieve con seis medallas en Juegos Paralímpicos y 17 en Mundiales. Jon Santacana y Miguel Galindo se han ‘regalado’ un año extra en la élite de esquí alpino hasta el campeonato del mundo de 2019, aunque no descartan continuar otra temporada más.

El pasado invierno en Pyeongchang (Corea del Sur) dijeron adiós a los Juegos con una plata en la supercombinada, pero aún les quedan pistas que recorrer. “Después de tantos años, era triste dejarlo en ese momento y cómo esa medalla nos garantizaba una beca económica para afrontar un año más, decidimos seguir”, relata Galindo. “Nos comprometemos a llegar hasta el Mundial, pensar en cuatro años más y llegar a otros Juegos se nos hace muy largo, así que iremos viendo año a año y en función de cómo vaya, quizás lo alargaríamos un año más”, recalca Santacana.

Miguel y Jon, con la plata de Pyeongchang. Fuente: CPE

Tras unos meses de buenas sensaciones y entrenamientos, la pareja ha sufrido un percance por la lesión que viene arrastrando el guía aragonés. “Ha sido una pretemporada diferente porque solemos empezar en julio y este año hubo cambios importantes en la Federación Española que lo retrasó todo. Hemos alternado una semana de entrenamientos en España y otra en el glaciar de Saas Fee (Suiza). Estaba yendo todo genial, pero en noviembre tuvimos que parar por los problemas de Miguel”, lamenta el esquiador donostiarra.

“Me encuentro mejor, aún en proceso de recuperación, pero hasta que no me ponga encima de los esquís no sabré si estaré bien. A lo largo de mi carrera me he roto tres veces la rodilla y en la última concentración me dijeron que tengo bastante degradado el cartílago del menisco. Tenía dudas de si podíamos iniciar la temporada, pero vamos a arriesgar”, asegura Galindo.

Este equipo luchador y competitivo ya ha demostrado a lo largo de su trayectoria que se crece ante las adversidades. Compitieron en los Juegos Paralímpicos de Turín 2006 dos meses después de que Jon se rompiese la tibia y el peroné, mientras que en Sochi 2014 ganaron un oro y una plata pese a que seis meses antes el deportista vasco había sufrido una lesión del tendón de Aquiles. “La motivación y la ilusión están intactas, tenemos muchas ganas de competir, pero somos conscientes de que los años pesan y es más difícil porque la gente joven llega fuerte”, subrayan.

Sin pruebas de velocidad

Para ambos, dejar las pruebas de velocidad si continuaban un año más era innegociable. “En su momento fue un reto importante que salió bien, ganamos el oro en descenso en dos Juegos consecutivos. Pero para mí suponían un estrés muy grande, a nivel mental era difícil de gestionar, lo pasaba mal, tenía que luchar con el miedo y con el descontrol en cada bajada. Por mi situación visual, mi única referencia es la voz de Miguel y cuando lo perdía era cómo entrar en una habitación a oscuras pero a más de 100 kilómetros por hora. Dejarlas a un lado me da tranquilidad”, explica Santacana.

Nos guardamos el comodín de la supercombinada, aunque en principio solo participaremos en las disciplinas técnicas como son slalom y gigante, en las cuales tenemos margen de mejora”, añade Galindo. Este fin de semana arranca la competición con una Copa de Europa en Pitztal (Asutria) y la próxima semana disputarán otra en St. Moritz (Suiza). En enero afrontarán una Copa del Mundo en Zagreb y unos días después, el campeonato del mundo en Kranjska Gora (Eslovenia).

“Las pruebas que hay en febrero y en marzo están en el aire, competiremos en función de cómo esté mi rodilla, ya que me tengo que operar sí o sí y cuanto antes lo haga, será mejor”, apunta Galindo. “La continuidad está ligada a la lesión de Miguel y a los resultados en el Mundial. Si no logramos una medalla y, por tanto, no tenemos beca del Plan Adop, es imposible mantenerse. Aunque no vamos pensando en eso, solo queremos disfrutar de este año que nos hemos ganado”, apostilla Santacana.

(Visited 21 times, 1 visits today)