Álex Vidal, Aythami Santana y Gabriel Amado acuden a Turquía con el objetivo de pelear por medallas y sumar puntos para el ranking de los Juegos Paralímpicos. Debutan Aída Esteve y Dalia Santiago.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El parataekwondo tendrá su bautismo en unos Juegos Paralímpicos en Tokio 2020 y los guerreros españoles del tapiz se afanan en conseguir un billete para la cita japonesa. Este año será crucial para allanar el camino y la temporada arranca con un Mundial que marcará gran parte del futuro de los taekwondistas. Álex Vidal, Aythami Santana y Gabriel Amado competirán el 6 de febrero en Antalya (Turquía) con el objetivo de subir al podio y de sumar puntos para consolidarse entre los mejores del ranking clasificatorio. Junto a ellos estarán Aída Esteve y Dalia Santiago, ambas debutantes.

Álex Vidal

A sus 37 años, Álex Vidal posee cuatro coronas mundiales en la categoría K43 -61 kilos y es uno de los favoritos para llevarse la victoria. «Desde el Europeo de junio no compito a nivel internacional, pero sí he tenido combates por Galicia para no perder las sensaciones. Me encuentro muy bien, físicamente hemos hecho un trabajo completo y tácticamente hemos retocado varios detalles para llegar fuerte ya que será un campeonato muy reñido», comenta.

El gallego, que tiene un rango de movilidad limitado en ambos brazos (no puede abrir ni cerrar las manos), es el vigente campeón y confía en su experiencia para subir al podio. «Mi objetivo es mantener la segunda posición en el ranking, esa es la presión que me pongo. El francés Bopha Kong está bastante lejos cómo para alcanzarle, así que la idea es aventajar a mis perseguidores. No será nada fácil porque todos quieren ganar y saldrán con el cuchillo entre los dientes. Aunque está claro que voy a por el oro, me ilusiona llevarme mi quinto título», subraya.

El sueño de Vidal es llegar a los Juegos Paralímpicos y para ello debe estar entre los dos primeros clasificados del ranking hasta el 1 de enero de 2020. «Tengo que sacarle puntos al canadiense Anthony Cappello, que es el tercer clasificado, y al guatemalteco Gersson Mejía, cuarto. Es una competición muy importante, si gano sumaría 100 puntos y me permitiría dosificarme este año ya que tendría la plaza muy cerca», explica.

Otro veterano del equipo español es Gabriel Amado (K44 -75 kilos), que en Turquía disputará su octavo Mundial. El extremeño peleará por añadir un metal más a un palmarés en el que figuran dos platas y un bronce: «Las sensaciones son buenas, soy ambicioso y voy a por la medalla. Si puede ser la de oro, genial y si no, intentaré subir al podio y coger el máximo de puntos posibles. Este año tengo que darlo todo, hay que trabajar duro».

El taekwondista, que tiene su propio club en Navalmoral de la Mata (Cáceres) en el que da clases a unas 250 personas, es octavo en el ranking pero está muy cerca de los primeros puestos. «Estamos todos muy apretados, si tengo un buen torneo puedo escalar varias posiciones. Somos 40 competidores, hay mucha igualdad y espero tener un poco de suerte en el sorteo evitando a los cabezas de serie para tener más opciones. Una medalla me daría tranquilidad para afrontar la temporada», asegura.

En territorio otomano también estará Aythami Santana (K44 -61 kilos), que quiere redimirse tras un 2018 castigado por las lesiones. «Tuve un esguince de rodilla en mayo y cuando parecía recuperado, en noviembre recaí tras un mal apoyo en un entrenamiento. Según la resonancia tengo una rotura parcial del ligamento cruzado, aunque el traumatólogo me dice que ese diagnóstico no es correcto porque puedo hacer movimientos normales», relata.

El canario, que nació con hemimelia parcial (le falta la mitad del brazo izquierdo), lamenta que no pueda hacerse ninguna prueba más «porque llega el Mundial y si me opero ahora me perdería toda la temporada. No estoy al 100% pero toda mi vida ha estado marcada por retos y este es uno más. Hasta que no tenga la clasificación, no me operaré. Lo importante es sumar puntos para el ranking -es octavo-, aunque no descarto llegar a la final», apostilla el triple campeón del mundo.

El seleccionador español, Rafa Alcázar, también ha convocado a las jóvenes Aída Esteve (K44 -58 kilos), del Club Chois Vilafranca, y Dalia Santiago (K44 +58 kilos), de la Escuela Lee Young Ripoll, dos taekwondistas de 20 años que debutarán en un campeonato del mundo.

(Visited 73 times, 1 visits today)