El gallego sube al podio en K43 -61 kilos. Aythami Santana y Gabriel Amado, quintos del mundo. Buen debut de Aída Esteve y Dalia Santiago.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Álex Vidal continúa abonado al podio internacional. El gallego ha conseguido la presea de bronce en el campeonato del mundo de parataekwondo disputado en Antalya (Turquía) en la categoría K43 -61 kilos. Engorda así un palmarés de lujo en el que cuenta con cuatro oros, dos platas y otro bronce en mundiales.

El taekwondista español acudía al tapiz otomano con el objetivo de revalidar el título y comenzó de forma brillante su participación, tras derrotar en octavos de final al israelí Asaf Yasur por 16-13 y en cuartos al mongol Davaachuluu Tserendolgor por 23-2. Pero se topó con el canadiense Anthony Cappello en semifinales (14-15), su máximo perseguidor en el ranking clasificatorio para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

«Las sensaciones eran buenas, fue un combate bastante igualado hasta el final. Iba ganando 13-12 y a falta de cinco segundos hizo un giro, me rozó el peto y se puso por delante», ha lamentado Vidal. El coruñés, que tiene un rango de movilidad limitado en ambos brazos -no puede abrir ni cerrar las manos-, necesita mantener la segunda posición en el ranking mundial para acudir a los Juegos de Japón el próximo año.

«Con el bronce sumo 41 puntos pero el canadiense, que es tercero, me ha recortado unos 18. Aún tengo un colchón importante, así que ahora iremos al Open de África en Egipto con la intención de sacarle más ventaja», ha añadido el cuatro veces campeón del mundo.

Muy cerca de las medallas se han quedado los otros dos representantes españoles en categoría masculina. Aythami Santana regresaba a la competición tras un 2018 complicado por culpa de un esguince de rodilla y lo ha hecho firmando un quinto puesto en K44 -61 kilos. El canario, pese a no estar al 100% recuperado ya que recayó de la lesión en noviembre, ha rozado el podio.

Venció en primera ronda por 4-1 al chino Shihe Chen, después se deshizo en octavos del ruso Amir Rekalaev (12-4) y cedió en cuartos de final con el turco Mahmut Bozteke, número dos del mundo, al que puso en aprietos en un duelo que llegó a dominar hasta los últimos instantes (20-22). El triple campeón mundial se lleva un botín de 21,6 puntos, buenas sensaciones y se sitúa quinto en el ranking.

El mismo resultado ha cosechado Gabriel Amado en K44 -75 kilos. En su octavo Mundial, el extremeño ha finalizado entre los cinco mejores del campeonato. Se impuso en el primer combate al croata Edi Karadzic por un contundente 20-1 y en octavos arrolló al peruano Shiroy Rentería (25-1). En cuartos no pudo con el ruso Magomedzagir Isaldibirov, número dos del mundo. «Tras un mal comienzo siempre iba a remolque en el marcador y tuve que arriesgar más, al final perdí por 20-40», ha explicado.

El seleccionador español, Rafa Alcázar, también contó por primera vez en un Mundial con la presencia de dos representantes femeninas. Aída Esteve (K44 -58 kilos), del Club Chois Vilafranca, perdió con la rusa Ayshat Ramazanova, número tres del ranking mundial, por 7-12. Mientras que Dalia Santiago (K44 +58 kilos), de la Escuela Lee Young Ripoll, puso en aprietos a la uzbeka Guljonoy Naimova, número cuatro del mundo, aunque cayó por 3-4. Buen debut para las pioneras de esta disciplina en España.

(Visited 276 times, 1 visits today)