Una caída en el ‘head to head’ de cuartos de final impide a la ‘rider’ española luchar por la medalla.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Astrid Fina guardará para siempre en su memoria la Copa del Mundo de Big White (Canadá), escenario en el que conquistó la primera medalla de oro de su carrera en esta competición internacional de snowboard paralímpico. La ‘rider’ se marcha con un extra de confianza y con buenas sensaciones pese a que en la segunda prueba de boardercross, disputada este jueves, fue eliminada en cuartos de final.

Una caída privó a la catalana de poder luchar por su segunda presea en la nieve canadiense. En la primera bajada de la ronda clasificatoria en la categoría SBLL2 (deportistas con amputación tibial), Astrid se fue al suelo y terminó sexta con 1:57.82. En la siguiente manga mejoró su nivel para completar el circuito en 1:29.17, que le otorgaba la tercera plaza.

Y en el ‘head to head’ de cuartos de final la suerte le fue esquiva a la española, que se vio sorprendida por la joven holandesa Anne Garttener. «Ella salió antes, luego la adelanté, pero cogí una línea demasiado baja en el peralte y me caí. Estoy súper contenta, lo he hecho bien pese a quedar quinta. Ahora hay que seguir trabajando», ha explicado. El oro se lo llevó Lisa Bunschoten, la plata Renske van Beek y el bronce Brittani Coury.

La medallista de bronce en los Juegos Paralímpicos de Pyeongchang (Corea del Sur) seguirá preparándose en el Centro de Tecnificación del Valle de Arán junto al seleccionador español, Albert Mallol, para el gran objetivo de la temporada, el Mundial en Pyhä (Finlandia). Pero antes, afrontará en marzo en La Molina (Girona) otra Copa del Mundo.

(Visited 35 times, 1 visits today)