El conjunto vasco resuelve (79-44) un partido cómodo ante los insulares y se medirá en la final al CD Ilunion.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Para bajar de la ola sobre la que cabalga el Bidaideak Bilbao va a hacer falta mucho más que lo propuesto en semifinales por el Gran Canaria. Partido plácido para un equipo bilbaíno que se mostró impío y voraz para fulminar a su rival (79-44) en un duelo que se resolvió en el primer cuarto. Victoria contundente cimentada en el juego coral, la defensa asfixiante, la magia de Asier García, el martillo de Joshua Turek y la infalibilidad de Tom O’Neill, que acabó con 23 puntos.

La salida en tromba de los bilbaínos desarboló al Gran Canaria, incapaz de frenar el vendaval que se les venía encima. Asier García asistía, Joshua Turek ejecutaba y Manu Lorenzo, con tres tapones seguidos, intimidaba. Jorge Sánchez anotaba con una bandeja los primeros puntos de los canarios, pero Bilbao siguió golpeando tras un parcial de 8-0 con puntos de Luis Eduardo Jasso, Turek, Asier y Jannik Blair (17-4).

Cohibido por las ‘torres’ del equipo vasco,  Gran Canaria no encontraba las vías para atacar a un rival henchido de confianza y con un excelso juego colectivo bajo la batuta de Asier García. Turek,  Lorenzo al contragolpe y un triple de Asier elevaban la renta al final del primer cuarto (24-9). En la reanudación, el ataque del conjunto dirigido por Jonay Caraballo seguía siendo farragoso y sin ideas, sus tiradores no tenían su mejor día.

El encuentro entró en una fase de poca brillantez y desacierto por ambas partes, aunque Bilbao continuaba dominando los aros gracias al poderío del mexicano Jasso, que aportó cuatro puntos consecutivos (28-9). Essahiri y Raúl Vega rompían la sequía de casi cuatro minutos de los insulares y a continuación empezó el recital de Tom O’Neill. El australiano, con nueve puntos, se mostraba letal en sus lanzamientos. Asier García y David Mouriz cerraron el segundo cuarto (43-18).

Resignado, sin fe y sin argumentos para recortar, Gran Canaria había bajado los brazos. Con el billete para la final en el bolsillo, Esteban Núñez movió el banquillo, dejó a Asier en el banquillo y O’Neill tomó el mando. Tras los puntos de Turek y de Txema Avendaño en el arranque del tercer acto, el australiano acribilló el aro canario con canastas de todos los colores para sumar 13 puntos más en su casillero y dejar el marcador en un abultado 67-24 a falta de diez minutos.

El último cuarto fue un mero trámite para ambos equipos. Bilbao reservó gasolina para la final y dio entrada a jugadores como José Manuel Centeno, Patxi Suárez y Xabier Iragorri. Este último apenas jugó cuatro minutos ya que tuvo que abandonar la pista en camilla tras sufrir un golpe en el brazo. Richard Nortje y Claudio González maquillaron el resultado final (79-44). El Bidaideak, en el que todos sus jugadores anotaron, buscará ante el CD Ilunion conquistar el primer título de su historia.

Escucha a los protagonistas del partido gracias a nuestros corresponsales en la Copa, Carlos Ferrero e Iván Giner

David Mouriz, capitán del Bidaideak Bilbao

Najib Essahiri, jugador del BSR ACE Gran Canaria

FICHA TÉCNICA DEL PARTIDO:

Bidaideak Bilbao (79): Joshua Turek (16), Jannik Blair (2), Tom O’Neill (23), Asier García (10), Manu Lorenzo (6), Luis Jasso (10), David Mouriz (2), Patxi Suárez (4), Xabier Iragorri (2), José Manuel Centeno (2) y Txema Avendaño (2).

BSR ACE Gran Canaria (44): Ángel David Hernández (4), Richard Nortje (10), Jorge Sánchez (6), Mendel Op den Orth (4), Jay Dohnt (4), Yaicen Ojeda, Raúl Vega (2), Claudio González (10) y Najib Essahiri (4).

Parciales: 24-9, 19-9, 24-6 y 12-20

Árbitros: Samuel Izquierdo, Carlos Ferrera y Teresa Tejido

(Visited 32 times, 1 visits today)