El navarro se queda a las puertas del maillot arco iris en el velódromo de Apeldoorn (Holanda) pero suma su novena medalla en un Mundial en pista.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Desde que debutó con un oro en la velocidad por equipos en Aguscalientes (México) en 2014, Eduardo Santas no se baja del podio en los mundiales paralímpicos de ciclismo en pista. El deportista navarro ha conquistado la plata en la persecución de tres kilómetros categoría C3 en el velódromo de Apeldoorn (Holanda), sumando la tercera medalla para España en este campeonato tras los oros de Alfonso Cabello y de Ricardo Ten.

El ciclista de Tarazona, de 29 años, llegaba a la competición en un gran estado de forma tras mejorar sus marcas en el campeonato de España en Galapagar y lo ha ratificado en el oval de madera de la localidad holandesa. Con ambición y talento, Santas marcó en la clasificatoria el segundo mejor tiempo de todos los participantes (3:32.127), pero en la final no pudo con el australiano David Nicholas.

Se le resiste el maillot arco iris individual al navarro, que posee un brillante palmarés con nueve metales mundiales sobre el parqué: oro en la velocidad por equipos en México 2014, plata por equipos y bronce en scratch en Apeldoorn 2015, bronce en el kilómetro y en velocidad por equipos en Montichiari (Italia) 2016, plata en scratch y por equipos en Los Ángeles 2017 y otro bronce en velocidad en Río de Janeiro 2018.

«Mi sueño es ser campeón del mundo, pero si no lo consigo, no pasa nada, pelearé en el próximo, estoy seguro de que llegará algún día. Este año me encuentro muy fuerte, motivado y sin presión», comentó en la previa el ciclista, que esta temporada ha fichado por el Fundación Euskadi que dirige Mikel Landa. El ‘todoterreno’ Santas aún tiene varias opciones más, ya que disputará el kilómetro contrarreloj, el scratch, el ómnium y la velocidad por equipos.

 

(Visited 41 times, 1 visits today)