Álex Prior y Begoña Garrido competirán en Italia con el objetivo de seguir sumando para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Cuatro pruebas de la Copa del Mundo (Pisa, Sao Paulo, Varsovia y Ámsterdam) y el Mundial en Corea serán las competiciones que afrontarán este año los ‘mosqueteros’ españoles con el objetivo de sumar el máximo de puntos posibles que les acerquen a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. La primera parada esta temporada será en Italia, donde acudirán Álex Prior y Begoña Garrido, que buscan dar un paso importante en el ranking clasificatorio.

La tiradora Begoña Garrido

España no tuvo representación en esgrima en silla de ruedas en los Juegos de Río de Janeiro 2016 y ahora, el seleccionador nacional, Carlos Soler -campeón del mundo y subcampeón de Europa-, pretende que al menos uno de sus alumnos logre el billete para la cita de Japón. «Desde mi retirada tras Londres 2012, no pudimos tener a nadie en los siguientes Juegos Paralímpicos y es una espinita que queremos quitarnos», ha apuntado el entrenador malagueño.

Los dos tiradores mejor situados para conseguir una plaza son Álex Prior y Begoña Garrido. «Están motivados, confío en que ambos empiecen a puntuar mejor de lo que lo han hecho hasta ahora de cara a la clasificación de Tokio 2020. Hay que arañar puntos en todas las pruebas. En Pisa, como mínimo les pido que entren en el tablón de 16 o en octavos de final, sería un buen resultado», ha explicado.

Begoña, que lucha por participar en sus primeros Juegos, llega a Italia con «muchas ganas, me encuentro muy bien, he mejorado mucho y he aprendido cosas nuevas que intentaré ponerlas en práctica. Estaría satisfecha si logro disputar dos eliminatorias directas y estar entre las 16 primeras, eso me daría importantes puntos que me situarían en una buena posición en el ranking».

La bilbaína, de 58 años, competirá en espada, «disciplina en la que me siento mejor, y en sable, con la que solo he hecho tres competiciones aunque con buenos resultados, tengo mayor progresión en esta arma. Hay que darlo todo y vaciarse en cada prueba, no voy a dar ni un punto por perdido, mi sueño es estar en Tokio 2020 y no puedo fallar».

Por su parte, Álex Prior confía en superar la primera ronda ganando todos los asaltos posibles y meterse entre los 16 primeros en sable. «Eso me daría puntos para dar un salto en la clasificación. Estoy ilusionado con la primera Copa del Mundo del año, ya no me vale con hacer una buena competición, tengo que ser ambicioso e intentar llegar lo más lejos posible. Me quedé a las puertas de Río 2016 y entreno cada día con el objetivo de estar en Tokio, pero para ello debo mantener la regularidad», ha asegurado el donostiarra.

 

(Visited 47 times, 1 visits today)