Marcela Quinteros, Simón Cruz y Alfonso Jiménez estarán en las dos citas, mientras que Pablo Serrano y Roberto Galdós solo jugarán en Antalya.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El parabádminton español comienza su camino hacia Tokio 2020, donde esta disciplina debutará en los Juegos Paralímpicos, con dos torneos internacionales en Turquía (24-30 marzo) y en Dubai (31 marzo al 7 de abril). Marcela Quinteros, Simón Cruz y Alfonso Jiménez estarán presentes en ambas citas, mientras que el joven asturiano Pablo Serrano (bronce en el pasado Europeo) y el veterano Roberto Galdós solo acudirán a la ciudad otomana de Antalya.

Marcela Quinteros. Fuente: Badminton.es

«El ciclo olímpico empieza con estos dos campeonatos. Nuestra apuesta más clara son Marcela Quinteros y Esther Torres, ya que según los duros y exigentes criterios de clasificación, son las que tienen más opciones, por eso nos vamos a volcar más en ellas. Aunque llevamos a otros jugadores para que busquen una plaza para el Mundial de Basilea (Suiza) en agosto», ha explicado el coordinador nacional, Miguel Ángel Polo.

Marcela inicia un nuevo curso tras completar un gran 2018, en el que conquistó un bronce europeo en dobles, tres oros en Dinamarca, un bronce en Dubai y en Irlanda, así como dos bronces y una plata en Brasil. «Será difícil repetir una temporada como la anterior, pero lo voy a dar todo, estoy con mucha ilusión, motivación y ganas», ha comentado la valenciana.

Pablo Serrano. Fuente: Badminton.es

La jugadora del Club Aspes ha asegurado que los dos primeros torneos «son un reto ya que se disputarán de forma consecutiva, sin descanso. Espero que el cuerpo y la cabeza respondan bien para reflejar en cada partido lo trabajado en los entrenamientos. El objetivo es estar en lo más alto, sacar el máximo de puntos posibles y acumular buenas sensaciones que me impulsen durante el resto del año. Es una misión complicada porque estarán las rivales más fuertes, será muy disputado, pero voy a dar guerra».

Para Miguel Ángel Polo, Marcela Quinteros es la que «más posibilidades tiene de lograr la clasificación para Tokio 2020. Está en la pelea con las mejores, aunque sabemos que será muy complicado porque en su categoría, WH2 para deportistas en silla de ruedas, se clasifican ocho jugadoras y de esas tendrían acceso directo las seis primeras del ranking del doble femenino WH1-WH2, algo que ni Marcela ni Esther pueden disputar ya que juegan en la misma clase. Y luego quedarían dos plazas por ranking individual».

Simón Cruz. Fuente: Badminton.es

Por su parte, el andaluz Simón Cruz, referente del parabádminton español desde 2007 (siete medallas en europeos y una plata en un Mundial), llega en un buen momento físico aunque «algo decaído» tras comunicarle la Federación Española de Bádminton que no le apoyarán económicamente en su camino hacia los Juegos Paralímpicos. «Ha sido un palo muy gordo, tengo las mismas remotas opciones que mis compañeras, pero a mí me han dado la espalda», ha lamentado.

El jienense, que se ha preparado para estos torneos en el Club Arjonilla junto con Manuela Díaz, una de las mejores jugadoras españolas, buscará sumar los puntos necesarios para conseguir su billete para el Mundial. «No me queda otra que resignarme y seguir hacia adelante, no voy a echar por tierra los cinco meses de entrenamientos que llevo. En Turquía y en Dubai voy a dar lo máximo en la pista, soy ambicioso y quiero pelear por las medallas», ha añadido.

(Visited 99 times, 1 visits today)