Cuatro binomios han competido en el CPEDI3 de Deauville (Francia), una prueba puntuable para el campeonato continental de agosto.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La doma adaptada española sigue dando pasos firmes y experimentando un crecimiento progresivo, tanto en el número de adeptos como en el nivel de los deportistas. Esta temporada, el gran objetivo está fijado en el Europeo de Rotterdam en agosto y los jinetes y amazonas ya han iniciado el camino para llegar en buenas condiciones a la cita holandesa.

Cuatro binomios españoles han participado en el CPEDI3 de Deauville (Francia), una competición internacional puntuable para estar en el campeonato continental de este verano. En la prueba por equipos, el vasco Íker Beitia a lomos de Absolut fue décimo con 61,975 puntos, seguido por Alberto Ferrol con Eco de Tormenta (59,8 puntos) en la categoría Grado IV.

En Grado II, la navarra Natalia Quintana junto con Walino obtuvo 57,773 puntos y finalizó en la novena posición. Y en Grado V, Olga Jordá con Luna CCL, decimosegunda con 59,744. La valenciana fue décima con 61,714 puntos en la prueba individual, en la que Quintana quedó novena (58,294), el mismo puesto que ocupó Alberto Ferrol (62,585), mientras que Íker Beitia fue décimo (61,976).

Por su parte, en la prueba libre al son de la música, Olga Jordá consiguió un sexto puesto con 64,575 puntos y Beitia terminó séptimo con 62,625. «Era importante acudir a Francia aunque sabíamos que iba a ser complicado porque es uno de los concursos más duros que hay en Europa. Los españoles no han rendido como en otras ocasiones pese a que veníamos mejor preparados», ha explicado la responsable de hípica adaptada, Fátima Cao.

Los cuatro deportistas que han competido en Deauville forman parte del grupo de rendimiento de la Federación Española de Hípica, en el que también hay otras tres amazonas, Sonia Villalba, Carmen López y Ana Vidal, así como el jinete Alejandro Nande. «La idea es clasificar a cuatro de ellos para hacer un equipo para el Europeo de Rotterdam», ha apuntado.

La próxima competición internacional será del 9 al 12 de mayo en Segovia, la primera que se hace en España después de siete años. Del 6 al 9 de junio llegará el campeonato de España y del 3 al 5 de julio hay prevista otra prueba en Portugal, aunque aún está en el aire su celebración. «Poco a poco se notan los cambios, la doma adaptada se ha convertido en una disciplina más rigurosa y seria y contamos con una planificación deportiva. Nos queda mucho trabajo por hacer», ha recalcado.

A largo plazo, el objetivo es que algún binomio español participe en unos Juegos Paralímpicos, ya que hasta la fecha solo Sonia Villalba ha representado a España en los Juegos, fue en Sidney 2000 y ganó un diploma. «Tokio 2020 es prematuro para nosotros, pero queremos ir a París 2024 con un equipo. Los deportistas están ilusionados y soñamos en grande, aunque a corto plazo lo que nos interesa es acudir al Europeo y después al Mundial», ha apostillado Fátima Cao.

(Visited 20 times, 1 visits today)