El base estadounidense del Thuringia Bulls, con 37 puntos, deja al equipo madrileño (69-71) sin poder levantar su cuarto título europeo.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Una actuación estratosférica del estadounidense Jacob Williams (37 puntos) acabó con el sueño del CD Ilunion de conquistar su cuarta Champions League. El Thuringia Bulls, por segundo año consecutivo, volvió a ser su bestia negra en la competición para seguir reinando en Europa (69-71). Aunque casi dilapida una ventaja de 15 puntos en el último cuarto debido a la garra y el orgullo de un equipo madrileño que nunca bajó los brazos y que peleó hasta el final.

La defensa concienzuda y voraz pergeñada por Miguel Vaquero funcionó en el primer cuarto tras dejar en solo nueve puntos a los germanos. Terry Bywater y Rodney Hawkins abrieron el marcador (4-0) y Aliaksandr Halouski y Jacob Williams inauguraron el casillero de puntos del Thuringia tras casi cuatro minutos sin anotar (4-3). La conexión de los hermanos Zarzuela permitía a Alejandro apuntarse sus primeros puntos, aunque los alemanes respondían por medio de Williams y de Vahid Gholam (6-7).

Bywater, que había estado desafinado en sus primeras intervenciones, cogió el timón y destiló su talento, primero con una canasta tras una finta y después con un 2+1 en un contragolpe que dejaban el luminoso en 14-9 al final del primer cuarto. El parón le dio aires nuevos al Thuringia, que regresó a la cancha más fiero y punzante. Pese a las dos canastas iniciales de Bywater, los alemanes reaccionaban por medio de Halouski, Matt Scott y Williams como principales argumentos ofensivos para igualar la contienda (18-18).

Pablo Zarzuela y Bill Latham entraban en acción (22-19) pero el tridente del Thuringia Bulls volteaba el marcador (22-25). Poco le duró la ventaja, lo que tardó Bywater en afinar su fusil y tirotear el aro rival con un par de triples (30-27). Williams y un tiro libre de Bienek situaban por delante a los germanos, pero el australiano Latham aprovechó una falta antideportiva para convertir dos tiros libres y una canasta sobre la bocina (34-31).

A la vuelta de vestuarios el Thuringia despertó en modo huracán de la mano de un colosal Jacob Williams. El base estadounidense se exhibió con 18 puntos y cuatro triples que dejaban noqueado al conjunto madrileño (36-51). Tras un tiempo muerto, Alejandro Zarzuela, Hawkins y Bill Latham cerraron momentáneamente la hemorragia (42-51), pero Williams y Halouski se encargaron de abrir de nuevo la herida (42-57) a falta de diez minutos.

Pese a la distancia en el marcador y al duro golpe recibido, los de Miguel Vaquero no claudicaron, tiraron de épica y casi culminan la remontada. Con ataques vertiginosos al ritmo de Bywater y ejecutados por Alejandro, Pablo Zarzuela y por un gran Hawkins, cambiaba el escenario de la final (59-61). En los peores momentos para el Thuringia, otra vez emergió la figura de Williams para darle oxígeno a los suyos.

Aunque Hawkins, un triple de Bywater y una canasta de Alejandro le daban emoción al encuentro (66-69). Con la última posesión para Ilunion, Scott robó el balón y puso la puntilla. El triple desde el medio campo de Bywater fue estéril para el resultado final (69-71). El CD Ilunion se queda por segundo año seguido a las puertas de la gloria, aunque su derrota no empaña la espectacular competición que ha realizado.

FICHA TÉCNICA DEL  PARTIDO:

CD Ilunion (69): Alejandro Zarzuela (10), Pablo Zarzuela (4), Sara Revuelta, Terry Bywater (32), Rodney Hawkins (15), Dani Stix, Bill Latham (8), Adrián Pérez, Fran Sánchez Lara y José Manuel Conde.

RSB Thuringia Bulls (71): Matt Scott (10), Jacob Williams (37), Vahid Gholam (4), Jitske Visser, Aliaksandr Halouski (13), Andre Bienek (7), Karlis Podnieks, Teemu Partanen, Raimunds Beginskis y Jens Albrecht.

Parciales: 14-9, 20-22, 8-26 y 27-14

Árbitros: Hrvoje Pencinger, Adam Fronczak y Alekseiv Dyev.

(Visited 61 times, 1 visits today)