Álvaro Valera conquista el oro, José Manuel Ruiz logra la plata, mientras que Jordi Morales y Eduardo Cuesta se cuelgan el bronce.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Una vez más, el tenis de mesa español deja su huella en una prueba internacional tras conquistar cuatro medallas en el Open de Eslovenia Factor 40, una competición con nivel de un Mundial y puntuable para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En individuales, Álvaro Valera subió a lo más alto del podio con el oro, José Manuel Ruiz logró la plata, mientras que Jordi Morales y Eduardo Cuesta se colgaron el bronce.

Valera, seis veces oro europeo y bicampeón del mundo, impuso su ley en  clase 6 con su juego de revés, técnica y táctica. El jugador andaluz endosó un 3-0 al griego Georgios Mouchthis y al eslovaco Gabriel Csemy en la fase de grupos. El mismo resultado logró en octavos con el británico Martin Robert Perry (11-9, 11-3 y 11-6), en cuartos con el italiano Matteo Parenzan (11-1, 11-7 y 11-5) y en semifinales con el rumano Bobi Simion (11-4, 11-5 y 11-5).

En la final le esperaba el británico Paul Arif Karabardak, que había tumbado en octavos de final al danés Peter Rosenmeier, actual campeón mundial. Aunque su rival le puso en aprietos y fue el único capaz de robarle un set, el sevillano no se dejó sorprender y ganó por 3-1 (11-8, 10-12, 11-9 y 11-7). «Ha sido un jugador correoso e incómodo, físicamente está muy fuerte y con golpes duros, a nivel táctico ha sido un reto, pero conseguí encontrar la fisura para llevarme el partido», ha asegurado. Aunque la temporada es larga, con el Europeo en septiembre, Valera tiene muy de cara su clasificación para Tokio 2020.

En la cita de Japón también espera estar José Manuel Ruiz, que se convertiría en el deportista paralímpico español con más Juegos en su currículum, siete. El granadino ha arrancado el curso en un gran estado de forma y en la ciudad eslovena de Lasko se ha llevado la plata en clase 10, una de las categorías más igualadas. Lideró el Grupo F con victorias por 3-1 ante el polaco Igor Misztal y 3-0 al griego Alexandros Diakoumakos.

En octavos sacó su mejor versión para remontar al chino Weijie Kong  (11-8, 5-11, 9-11, 11-9 y 11-3), en cuartos también tiró de garra y concentración para superar al británico Kim Daybell por 3-2 (9-11, 11-6, 9-11, 11-7 y 11-9) y en semifinales batió al chino Hao Lian 3-2 (8-11, 11-6, 11-9, 10-12 y 13-11). Pero en la final se topó con un hueso duro, el búlgaro Denislav Stefanov Kodjabashev, número tres del mundo, que tuvo que sudar para dejar al español sin el oro (8-11, 13-11, 12-14 y 7-11).

«Ha sido muy satisfactorio, teniendo en cuenta de que se trata de uno de los campeonatos más duros de la historia del tenis de mesa paralímpico. En mi categoría, de los 16 mejores estábamos 15. Esta medalla me da una confianza extra para seguir intensificando la preparación que estamos llevando a cabo. Al haber ganado a algún rival que está por delante de mí puedo escalar alguna posición en el ranking», ha comentado Ruiz.

El vigente campeón del mundo en clase 7, Jordi Morales, se colgó la presea de bronce después de cuajar un buen torneo. El palista del CN Sabadell venció por 3-0 al suizo Thomas Rosenast y al eslovaco Tomas Valach en el Grupo C. Ya en octavos logró remontar un 0-2 (3-2) frente al hongkonés Silu Chen y en cuartos de final volvió a levantar un marcador adverso de 1-2 ante el colombiano José David Vargas (3-2) para asegurarse un puesto en el podio. En semifinales no pudo con el brasileño Israel Pereira (1-3).

Otro bronce firmó Eduardo Cuesta en clase 11, un resultado que le otorga puntos importantes para afianzarse entre los cinco mejores del ranking mundial. El deportista mostoleño cosechó dos victorias en la fase de grupos por 3-2 frente al alemán Dirk Hartmann y 3-0 con el japonés Takashi Takeda. En octavos superó al polaco Marek Chybinski (3-1) y en  cuartos al australiano Samuel Philip Von Einem (3-1), un rival directo en la lucha por estar en Tokio 2020. Solo el belga Florian Van Acker, número uno del mundo, frenó su progresión en semifinales (0-3).

A las puertas del podio en clase 9 se quedó Juan Bautista Pérez, medallista de bronce en el pasado Mundial y tercero en el ranking. El extremeño debutó con un triunfo ante el japonés Nobuyuki Suzuki (3-1), pero después se vio sorprendido por el británico Joshua Stacey (0-3), algo que le llevaría por la parte más complicada del cuadro final. En octavos ganó 3-1 al chino Yi Qing Zhao, pero en cuartos, tras igualar un 0-2, perdió 2-3 con el ruso Iurii Nozdrunov.

No hubo suerte en las categorías para deportistas en silla de ruedas. En clase 2, Miguel Ángel Toledo e Iker Sastre cayeron eliminados en la fase de grupos, al igual que Roberto Eder Rodríguez en clase 3. El granadino Miguel Rodríguez sí alcanzó los octavos de final tras ganar 3-0 al croata Nino Basa, 3-1 al francés Yann Guilhem y 3-1 al chino Fei Guo, pero cedió por un ajustado 2-3 con el francés Sylvain Noel. En clase 4, Francisco Javier López Sayago también llegó hasta octavos, donde perdió por 0-3 con el turco Abdullah Ozturk.

En clase 6, el coruñés Alberto Seoane se clasificó como segundo de su grupo con un triunfo (3-2) sobre el ruso Timur Khusnullin, en la siguiente ronda derrotó por 3-0 al eslovaco Alexander Nagy y en octavos sucumbió ante el rumano Simion (2-3). El aragonés Jorge Cardona (clase 10) sumó un triunfo por 3-1 frente al chileno Manuel Felipe Echaveguren pero en dieciseisavos no pudo con el chino Hao Lian (0-3). Mientras que el madrileño Óscar Ponce no pasó de la fase de grupo tras perder sus dos partidos. Este jueves los españoles empezarán la competición por equipos.

(Visited 175 times, 1 visits today)