La selección española acude a Azerbaijan con Sergio Ibáñez, Borja Pahissa, Álvaro Gavilán, Daniel Gavilán, David García, Abel Vázquez e Íñigo Gerbolés.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El tatami del Complejo Deportivo Heydar Aliyev de Baku (Azerbaijan) acoge el 13 y 14 de mayo la primera prueba puntuable de la temporada en judo para el ranking clasificatorio de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Los judocas de la Federación Española de Deportes para Ciegos arrancan en la región del Cáucaso un año muy importante en su camino hacia la cita de Japón.

España acude al Grand Prix con siete deportistas que lucharán por un buen botín. En la categoría -60 kilos estarán dos de las referencias del judo paralímpico español, Sergio Ibáñez y Borja Pahissa. «Están entrenando muy fuerte, tienen un gran nivel y vienen de hacer buenos resultados. Siempre confío en ambos, tienen muchas opciones de estar en las medallas», ha asegurado el seleccionador nacional, Alfonso de Diego.

Ibáñez buscará repetir los resultados de 2018, donde logró una plata en la Copa del Mundo de Antalya (Turquía) y derribó una barrera hacia la inclusión con una histórica medalla de plata en el campeonato de España absoluto ante rivales videntes. Por su parte, el onubense Pahissa fue el mejor de los españoles en el pasado Mundial de Lisboa con un séptimo puesto. La temporada empezó bien para ambos, que se colgaron una plata y un bronce, respectivamente, en el Torneo Internacional de Tokio en marzo.

En esa prueba también subió al podio con otro bronce Luis Daniel Gavilán (-66 kilos), a quien el seleccionador español ve «entrenando mejor que nunca». En la misma categoría estará el sevillano David García, mientras que en -73 kilos lo hará Álvaro Gavilán, quien hace un mes sufrió «un desgarro en el abdomen y estuvo parado un par de semanas, pero hace unos días compitió en la Liga madrileña de clubes con dos victorias, confío en que esté bien para el campeonato».

Completan la expedición los veteranos Abel Vázquez (81 kilos)  e Íñigo Gerbolés (100 kilos). «Estuvieron en marzo en Heidelberg, donde lo hicieron bastante bien, así que espero que estén al mismo nivel que demostraron en Alemania. En Baku nos enfrentaremos a los rivales más fuertes, para la clasificación de Tokio valen las seis mejores puntuaciones de siete torneos, por ello nadie quiere perderse ninguna prueba y los países más potentes acudirán», ha añadido De Diego. La gran ausencia será la de Marta Arce, quien continúa recuperándose de su lesión en la rodilla.

Tras el Grand Prix en Azerbaijan, los judocas españoles afrontarán a comienzos de julio otra prueba de fuego, el campeonato del mundo en Fort Wayne, Indiana (EE.UU.) y a finales de ese mes tendrán el Europeo en Génova (Italia). La Copa del Mundo en Atyrau (Kazajistán) en septiembre cerrará el curso. En 2020 se disputarán dos competiciones más que dilucidarán quiénes consiguen plaza para los Juegos Paralímpicos.

(Visited 80 times, 1 visits today)