Los jugadores españoles suman puntos para estar en el campeonato del mundo de parabádminton.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Los jugadores españoles de parabádminton continúan con la difícil misión de clasificarse para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 y en el tercer torneo internacional de la temporada han vuelto a percibir el exigente nivel que hay. En el Open de Canadá, Marcela Quinteros se ha colado por tercera vez entre las ocho mejores, mientras que Simón Cruz y Francisco Motero han logrado un Top 16 y sellan su clasificación para el Mundial de Basilea (Suiza) en agosto.

En la categoría WH2 (deportistas en silla de ruedas), la valenciana debutó con un triunfo por 21-11 y 21-7 ante la francesa Emmanuelle Ott, pero quedó como segunda de grupo tras caer con la peruana Pilar Jauregui por 10-21 y 11-21. En el cruce de cuartos de final, la japonesa Yuma Yamazaki no le dio ninguna opción y derrotó a Quinteros por 12-21 y 4-21. En la misma clase, la catalana Esther Torres perdió sus dos partidos con la turca Emine Seçkin (7-21 y 4-21) y con la asiática I Chen Yang (9-21 y 7-21).

En SL3, Simón Cruz, que tiene en su palmarés siete medallas en europeos (un oro, tres platas y tres bronces) y una plata en un Mundial, se marchó de Canadá con buenas sensaciones tras finalizar entre los 16 mejores. Venció con comodidad al canadiense William Roussy por 21-7 y 21-10, aunque después cedió con el vigente campeón de Europa, el británico Daniel Bethell (12-21 y 7-21). En octavos plantó cara al indonesio Dwiyoko Dwiyoko pero perdió por 18-21 y 11-21.

«Jugué muy bien en el primer set, íbamos igualado a 18 y tuvo suerte con dos puntos tras dar el volante en la red. Eso me hizo salir descentrado en el segundo y se me fueron siete golpes de fondo. Era importante entrar en octavos de final, cuyos puntos me aseguran el puesto 16 del ranking y, por tanto, estaré en el Mundial, que era el objetivo», ha explicado el jienense.

«Es complicado ganarle a los 10 primeros del mundo, son profesionales y se están preparando para ganar el oro en los Juegos. Pero estoy ilusionado porque he mejorado bastante y voy a trabajar con la idea de llegar al último torneo con opciones», ha añadido. En el dobles mixto SL3-SU5, el andaluz formó pareja con la portuguesa de 14 años, Beatriz Monteiro, y plantaron cara a dos de los mejores dúos del mundo, los indonesios Fredy Setiawan y Khalimatus Sadiyah (10-21 y 10-21) y los indios Rakesh Pandey y Manasi Girishchandra (18-21 y 16-21).

Y en la categoría WH1, Francisco Motero (número 32 del ranking) aseguró su presencia en el Mundial de Basilea tras sumar un importante triunfo ante un rival directo, el turco Avni Kertmen (21-11, 15-21 y 21-18). En la fase de grupos perdió con el japonés Osamu Nagashima (16-21 y 10-21) y en octavos con el francés David Toupe. En la misma ronda cayó en el dobles mixto junto con Esther Torres, que sumaron una victoria y dos derrotas. La próxima cita internacional será en junio con el Open de Irlanda.

(Visited 35 times, 1 visits today)