El taekwondista canario brilla en el tapiz estadounidense y da un paso importante hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El taekwondista Aythami Santana ha dado un paso importante en su camino hacia los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 tras conquistar la medalla de oro en el Open de Portland (EE.UU.). El canario, quinto en el ranking, necesita acabar la temporada entre los cuatro mejores en categoría K44 -61 kilos y con el buen papel que ha firmado sobre el tapiz norteamericano tiene el objetivo más cerca tras recortar distancias con el cuarto clasificado.

El español solventó sin problemas su debut por 29-1 con el panameño Daniel Verbel. En cuartos de final le tocaba lidiar con el italiano Antonino Bossolo, cuarto en el ranking y rival directo por esa plaza para la cita de Japón. Consciente de que no podía fallar, el alumno que dirige Rafa Alcázar se impuso por 10-7 en un duelo muy ajustado y táctico al vigente campeón de Europa.

Rafa Alcázar, Aythami Santana y Gabriel Amado.

La suerte le sonrió ya que accedió directamente a la final porque en el otro lado del cuadro, el mongolés Bolor-Erdene Ganbat -número uno mundial- fue descalificado de la competición. El combate con el turco Ali Can Ozkan estuvo muy igualado (20-20) hasta que el español se llevó el triunfo con el punto de oro. «Estoy muy contento con el resultado, todo el trabajo y el esfuerzo al fin están teniendo su recompensa. Aunque nos ha salido muy bien, hay fallos que debo corregir para las siguientes competiciones», ha explicado.

Con este resultado Santana suma 20 puntos y ya se encuentra a solo 6,32 de Bossolo. El triple campeón del mundo continúa acumulando buenos resultados este año, ya que hasta la fecha ha cosechado un quinto puesto en el Mundial, un oro en Portland, una plata en el US Open en Las Vegas y dos bronces en el Open de África y en el de México.

Por su parte, en K44 -75 kilos Gabriel Amado no tuvo fortuna y cayó en cuartos de final por 13-16 en un combate duro e intenso frente al costarricense Andrés Molina. El extremeño, quinto en el ranking, se lleva 4,32 puntos, pero su rival directo, el otomano Fatih Celik, llegó hasta semifinales y ahora aventaja al español en 25,41 puntos, lo que le obliga a tener que alcanzar buenos resultados en todos los eventos que quedan si quiere lograr una plaza. En caso de no estar entre los cuatro primeros, a Amado le quedará otra oportunidad con el Preolímpico continental de abril del próximo año.

«Las sensaciones han sido buenas pero a este nivel no se pueden cometer fallos y eso me ha pasado. Todavía queda camino y hay que seguir trabajando, esto no se ha acabado», ha recalcado. Las siguientes pruebas que afrontarán son el campeonato de Oceanía en Gold Coast (Australia) y el Open de Amman (Jordania).

(Visited 319 times, 1 visits today)