El jienense fue el único de los cuatro españoles que accedió al cuadro final en la competición individual. Marcela Quinteros, cuartofinalista en dobles femenino.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

La selección española de parabádminton continúa su camino por el circuito mundial con el complicado reto de clasificar a algún deportista para los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. En el cuarto torneo internacional de la temporada, Simón Cruz ha sido el único en acceder al cuadro principal en la prueba individual para terminar en el Top 15, Marcela Quinteros alcanzó los cuartos de final en el dobles femenino, mientras que Francisco Motero e Iván Segura no pasaron de la fase de grupos.

En SL3, Simón Cruz sumó 50 puntos más para asentarse entre los 13 mejores del mundo en una de las categorías más duras y exigentes. El jienense, que tiene en su palmarés siete medallas en europeos (un oro, tres platas y tres bronces) y una plata en un Mundial, se marchó de Dublín con sabor agridulce «porque llegaba con la intención de dar un salto de calidad y meterme en cuartos de final, pero por ahora no es mi sitio, está muy caro».

Venció al escocés Colin Leslie por 21-15 y 22-20 y después se impuso con comodidad al canadiense William Roussy por 21-7 y 21-10. En el tercer encuentro de la fase de grupos cedió por 13-21 y 19-21 con el japonés Daisuke Fujihara, número cuatro del mundo. En octavos plantó cara al indio Umesh Vikram Kumar pero perdió por 12-21 y 14-21.

«En el primer set salí frío y algo cansado, los tres partidos del primer día fueron muy seguidos y me pasaron factura. En el segundo set sí jugué mucho mejor pero no pudo ser. Es un jugador muy fuerte, son deportistas que se dedican profesionalmente al bádminton. Aun así estoy contento, es el tercer torneo que paso al cuadro final», ha añadido el andaluz, que en el dobles mixto SL3-SU5 formó pareja con la portuguesa Beatriz Monteiro y perdieron los dos partidos.

En la categoría WH2 (deportistas en silla de ruedas), Marcela Quinteros sigue con su lucha por lograr un billete para Tokio 2020, aunque las opciones son remotas. La valenciana, que en los torneos de Turquía, Dubai y Canadá había firmado un Top 8, esta vez no pudo pasar de la fase de grupos tras cosechar una victoria ante la francesa Emmanuelle Ott (21-13 y 21-7) y dos derrotas con la japonesa Rie Ogura (21-19, 14-21 y 13-21) y con la peruana Pilar Jaurequi (16-21 y 7-21).

En el dobles femenino junto a la austriaca Henriett Koosz sí se coló entre las ocho mejores tras ganar (21-17, 17-21 y 21-16) a la canadiense Yuka Chokyu y a la peruana Jaurequi, aunque perdieron con las japonesas Ikumi Fuke y Ogura por 12-21 y 7-21 en la fase de grupos, y en cuartos con las suizas Cynthia Mathez y Karin Suter-Erath, vigentes campeonas de Europa (19-21 y 19-21), en un partido muy disputado.

Por su parte, Francisco Motero (WH1) quedó tercero en su grupo con un triunfo sobre el griego Georgios Papadopoulos (21-7 y 21-9) y dos derrotas ante el alemán Young-Chin Mi (10-21 y 6-21) y el inglés David Follet (21-15, 11-21 y 12-21). Y en SS6, el granadino Iván Segura debutó internacionalmente en Irlanda aunque los resultados no le acompañaron ya que no pasó de la fase de grupos en individuales, en dobles masculino y en dobles mixto, pero ha dejado buenas sensaciones en su primera experiencia en un torneo de gran nivel.

(Visited 48 times, 1 visits today)