El ‘mosquetero’ donostiarra se lleva la victoria en sable, espada y florete tras imponerse en la cuarta prueba disputada en Burgos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Álex Prior ha sido el mejor empuñando la espada, el sable y el florete en el campeonato de España de esgrima en silla de ruedas. El ‘mosquetero’ donostiarra ha impuesto su ley en la cuarta y última prueba de esta competición celebrada en Burgos para firmar el triplete y coronarse como campeón. Un título que le da un plus de confianza para encarar la próxima Copa del Mundo, en la que buscará acercarse a los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020.

En la ciudad burgalesa, el tirador vasco se ha mostrado intratable en los duelos cuerpo a cuerpo con las tres armas y ha confirmado su vitola de favorito. «Las sensaciones han sido buenas, a pesar del calor que hizo, físicamente me encontraba muy bien. Pude darlo todo y ver que el trabajo de los entrenamientos dan su fruto llegando a controlar cada asalto y cambiando de estrategia según me exigía el rival», ha comentado.

En espada, Prior no ganó la cuarta prueba ya que se vio superado en la final por Tarek Nejjar, sin embargo, acabó en primera posición en la clasificación general con 41 puntos, siete más que Iago Fernández, que fue segundo, mientras que el bronce fue para Antonio Garrido y para la bilbaína Begoña Garrido.

El deportista del CD Fortuna de San Sebastián se redimió en sable, el arma con la que lucha para ir a Tokio, y esta vez se impuso con contundencia (15-6) en la final a Nejjar para terminar en el primer puesto de la general con 46 puntos. La plata fue para Antonio Garrido (29 puntos) y el bronce para Iago Fernández (25).

En florete, la eliminación en semifinales del coruñés Fernández le daba vía libre a Prior para completar el triplete. Ganó en ‘semis’ al andaluz Garrido y en la final volvió a verse las caras con Nejjar, al que doblegó en un combate igualado. En la general, Álex Prior fue primero con 40 puntos, Fernández segundo con 39 y Garrido tercero con 24.

El donostiarra, que se quedó a las puertas de Río de Janeiro 2016 por un puesto, afrontará en unos días junto a Begoña Garrido la Copa del Mundo de Varsovia (Polonia). «Es necesario que Begoña entre en la final de 16 y Álex en el tablón de 8 para su clasificación para los Juegos de Tokio. Quedan cuatro Copas del Mundo, el Mundial y el Europeo, pero hay que ir subiendo posiciones para asegurar la plaza», ha explicado el seleccionador español, Carlos Soler.

«Varsovia será una prueba muy complicada, irán los mejores tiradores del mundo. La clave será hacer una buena fase de clasificación. Quedan pocos días para la competición y hay que entrenar los aspectos a mejorar y a su vez practicar mis puntos fuertes entrenando con gente del club. Será difícil pero voy con optimismo y seguro de que lucharé cada punto al 100%», ha añadido Prior.

(Visited 57 times, 1 visits today)