La selección masculina de baloncesto se concentra en Daganzo de Arriba para preparar el Europeo, que repartirá cuatro plazas para los Juegos Paralímpicos.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Tras la histórica clasificación de la selección española femenina de baloncesto en silla de ruedas para Tokio 2020, ahora le toca el turno al combinado masculino, que continúa preparando su camino hacia los Juegos Paralímpicos. España se concentra del 15 al 18 de julio en Daganzo de Arriba (Madrid) para acumular rodaje y entrenamientos de cara al Europeo de Walbryzch (Polonia), que se disputará del 30 de agosto al 8 de septiembre con cuatro plazas en juego para la cita japonesa del próximo año.

«Después del viaje a Estados Unidos dimos unos días de descanso al equipo y luego seguimos trabajando con los jugadores divididos en dos grupos, uno en Bilbao y otro en Madrid. Hemos metido mucha carga de trabajo físico y técnico en estas semanas. La tercera concentración nos servirá para darle un parón al apartado físico y nos vamos a centrar en los aspectos tácticos», ha asegurado el seleccionador español, Óscar Trigo.

La selección durante el torneo en EE.UU. Fuente: FEDDF

A finales de junio la ‘ÑBA’ sobre ruedas participó en Texas en el torneo Toyota USA Wheelchair Basketball Series y se enfrentó en tres ocasiones a Estados Unidos, otras tres a Japón y una a los Movin’ Mavs de la Universidad de Arlington. «Lo que más me gustó fue la intensidad competitiva, ya que por el momento de pretemporada en el que nos encontrábamos teníamos la certeza de que haríamos un par de partidos malos donde nos podían pasar por encima los rivales, pero fue todo lo contrario, jugamos a un alto nivel», ha apuntado el técnico barcelonés.

«Otra cosa a destacar es la implicación de todos los jugadores, vienen de una temporada muy larga con mucho estrés competitivo, pero desde el primer momento los he visto enchufados y con ganas. Por su parte, hay que mejorar aspectos de reacción táctica, por eso nos juntamos esta semana y a finales de agosto en Andorra, para crecer en este apartado», ha añadido. En el país vecino se concentrarán del 12 al 23 de agosto y aprovecharán la presencia de la selección francesa para disputar tres encuentros. A Polonia viajarán el día 27 y antes del debut jugarán otro amistoso ante Alemania.

«Nos dará ese toque competitivo para el primer partido del Europeo con Holanda, que será clave en nuestras aspiraciones. Ya nos hizo mucho daño en el campeonato continental de 2017, nos dejó fuera del camino hacia las medallas y en el Mundial del año pasado también nos ganó. Es un encuentro que tenemos que verlo como un reto a superar para empezar bien el camino hacia el objetivo, que no es otro que conseguir el billete para los Juegos Paralímpicos», ha recalcado Trigo.

El equipo español en el torneo de EE.UU. Fuente: FEDDF

España empezará ante el conjunto holandés el 31 de agosto (18.30 horas), al día siguiente se medirá a Rusia (16.45h), el 2 de septiembre le tocará lidiar con Israel (14.00h), el 3 con Francia (14.30h) y cerrará la fase de grupos ante un hueso duro, Turquía (18.30h). Los cuatro primeros clasificados pasarán a cuartos de final. En el otro grupo están Gran Bretaña (vigente campeona del mundo), Italia, Alemania, Suiza, Austria y Polonia.

El seleccionador nacional mantiene su bloque de 14 jugadores, de los que realizará dos descartes antes de emprender el viaje hasta territorio polaco. En esta concentración la única ausencia es la de Óscar Onrubia -jugador que acaba de fichar por el CB Las Rozas- por un problema en el riñón. Sí estarán Pablo Lavandeira, Dani Stix, Amadou Diallo, Alejandro Zarzuela y Pablo Zarzuela (CD Ilunion), David Mouriz, Manu Lorenzo, Txema Avendaño y Asier García (Bidaideak Bilbao), Agustín Alejos (Iberconsa Amfiv), Fran Lara (CB Las Rozas), Jordi Ruiz (Stefano Sport) e Ignacio ‘Pincho’ Ortega (Universidad Alabama).

Entre ellos, cuatro jóvenes (Onrubia, Lorenzo, Lavandeira y Ortega) que vienen apretando fuerte. «Es una generación llamada a ganar el campeonato de Europa sub 23, algo que no se logra desde 2008. Tienen que tener un proceso de aprendizaje, estamos viendo sus primeros pasos en la absoluta pero no hay que cargarles de responsabilidad, solo les pedimos que aporten su talento y que aprendan a implicarse en el grupo», ha apostillado Trigo.

(Visited 104 times, 1 visits today)