El palista granadino disputará el Open Internacional de Bulgaria con la selección española absoluta de tenis de mesa.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Casi tres décadas lleva empuñando una pala y golpeando la pelota y José Manuel Ruiz no pierde la ilusión de cuando empezó siendo un niño en el pabellón municipal de su pueblo, Guadix, que ahora lleva su nombre. La agenesia congénita en el brazo derecho con la que nació hace 41 años nunca le ha frenado para construir una carrera de éxitos. Mientras lucha por estar en sus séptimos Juegos Paralímpicos, el granadino afronta un nuevo desafío en su camino, el Open Internacional de Bulgaria con la selección española absoluta, siendo el único palista paralímpico entre los participantes.

Para él no es nada nuevo medirse a jugadores sin discapacidad, de hecho, lleva años disputando la Superdivisión, la máxima categoría del tenis de mesa español, y también ha estado en varias ocasiones en el campeonato de España. Ahora da un paso más y en la ciudad de Panagyurishte se codeará con algunas de las estrellas mundiales de este deporte. «Es una prueba del World Pro Tour de la ITTF, es el primer Open al que acudo con la selección en el extranjero. Y es el primer torneo que cuenta para la clasificación de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, así que habrá muchísimo nivel», ha comentado.

Ruiz estará acompañado por jugadores como Álvaro Robles -subcampeón del mundo en dobles-, Jesús Cantero o Carlos Machado. «El objetivo es intentar ganar algún partido, son eliminatorias directas y el rival que me toque será complicado, pero me lo tomo como un aprendizaje y como una piedra de toque para saber si todo el trabajo que estoy desarrollando en estos meses está siendo efectivo. Es un reto para mí, una superación permanente ya que hará que me autoexija y salga de mi zona de confort», ha explicado.

El palista andaluz tuvo un gran comienzo de temporada, con dos oros en el Open Costa Brava (Girona) y una plata y un bronce en el Open de Eslovenia. Durante este verano se ha preparado con jornadas de entrenamientos maratonianas en Sierra Nevada, en el Centro de Tecnificación de Priego de Córdoba y en La Zubia (Granada). Del 19 de agosto al 2 de septiembre se concentrará con la absoluta en Kosai (Japón). «La idea es llegar en la mejor forma posible para la competición más importante de este año, que es el Europeo, en el que me jugaré muchas de las opciones de estar en Tokio 2020», ha recalcado.

Ruiz aspira a convertirse en el primer deportista masculino español en participar en siete Juegos Paralímpicos. Desde que debutó en Atlanta 1996 con 17 años no se ha perdido ninguno. Para ello tiene cuatro opciones: ganar el oro en el Europeo de Helsinborg (Suecia), quedar entre los cinco primeros del ranking hasta el 30 de abril del próximo año, lograr la única plaza en un torneo preolímpico u obtener una invitación.

De momento es quinto del ranking mundial en la clase 10. «No hay que bajar la guardia porque solo hay cinco plazas y el margen que hay no es grande. Me estoy sintiendo muy bien, físicamente estoy mejor que hace años y espero que estas sensaciones se puedan plasmar en la mesa. El Europeo lo afronto con muchas ganas y motivación, el podio sería un buen resultado, soy ambicioso y estoy trabajando intensamente para quedar lo más arriba posible», ha añadido.

(Visited 204 times, 1 visits today)