Javier Reja, Adrián Castaño, Juan Valle, Higinio Rivero, Adrián Mosquera, Silvia Elvira e Inés Felipe buscan en el Mundial de piragüismo el billete para Tokio 2020.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

Los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 pasan por el Mundial de piragüismo de Szeged (Hungría). Javier Reja, Adrián Castaño, Juan Valle, Higinio Rivero, Adrián Mosquera, Silvia Elvira e Inés Felipe serán los siete deportistas españoles que competirán en el canal magiar de Maty-ér por una de las seis plazas disponibles para la cita japonesa del próximo año.

El sevillano Javier Reja. Fuente: RFEP

El único que ha participado en unos Juegos es Javier Reja -campeón mundial y europeo en canoa- en Río 2016 y confía en repetir experiencia. «Este año no ha ido bien del todo por la operación de la epicondilitis a la que me sometí, pero llego en buen estado de forma. Está complicado aunque no hay nada imposible, los puestos de medallas quizás no están a mi alcance pero sí estoy en un grupo muy igualado de ocho palistas. El nivel es tan parecido que una mala palada te deja incluso fuera de la final», ha apuntado el sevillano, que participará en VL3 200 metros.

En la misma categoría (VL3 y KL3) estará Adrián Mosquera, que también persigue su asalto a los Juegos de la capital nipona. «Llega la hora de la verdad, he acumulado varias semanas con cargas elevadas y entrenamientos muy sufridos en la pista de Verducido (Pontevedra). Las sensaciones son positivas, el trabajo está hecho y ahora hay que rematar en la competición. Puedo estar luchando por meterme en la final A, que sería un gran paso. He mejorado física y técnicamente, hemos probado nuevas estrategias de regata y tengo fe en mis opciones», ha explicado el deportista del Club Piragüismo Rias Baixas-Boiro.

El extremeño Juan Valle. Fuente: RFEP

Uno de sus rivales en kayak KL3 es Juan Antonio Valle, una de las bazas del equipo español para conseguir el billete paralímpico. «Tuve un contratiempo por molestias en el glúteo que me hicieron parar unos días, pero volví con más fuerza, tengo buenas sensaciones y los tiempos que he hecho son competitivos para estar luchando entre los mejores. Son carreras en las que nos jugamos mucho en décimas de segundo, pero si todo transcurre dentro de la normalidad y no ocurre nada raro, puedo lograr la plaza para Tokio 2020», ha asegurado el extremeño del Iuxtanam Monteoro de Mérida.

Otro palista que está en un buen momento es Higinio Rivero (VL2 y KL2), campeón del mundo en 2016 y 2017 en la modalidad de maratón. Hace casi dos años cambió a la disciplina del sprint con el objetivo de estar en unos Juegos Paralímpicos. «Estoy con ganas de competir ya para medir el trabajo realizado. Los que suelen ganar están en los 54 segundos y para obtener la plaza habrá que estar en 55 segundos, yo me estoy moviendo en esos tiempos. Soy ambicioso y apunto al podio, quiero cumplir un sueño que se inició poco después del accidente», ha recalcado el bilbaíno, que en 2013 sufrió una caída desde 15 metros de altura mientras escalaba que le provocó una lesión medular.

El palista vasco Higinio Rivero. Fuente: RFEP

En KL1 competirá el balear Adrián Castaño, del Real Club Náutico Palma. «Estoy más preparado que el año pasado y me veo con opciones de sacar el billete para Tokio. He mejorado mis tiempos, estoy en 54 segundos, algo que me permitirá luchar por estar entre los seis primeros. Han sido muchos meses de trabajo, sacrificio y esfuerzo, espero que la recompensa sean los Juegos, una meta por la que he entrenado cada día desde que empecé en el piragüismo», ha subrayado.

En categoría femenina España tendrá dos representantes. Por un lado, Inés Felipe (KL2), que hará doblete ya que unos días después viajará hasta Austria para competir en el Mundial de remo junto a Jorge Pineda. «Apenas llevo dos años y he experimentado una gran progresión. Toca medirse a las mejores del mundo, pero voy cargada de ilusión y con el trabajo que llevo realizado, sé que puedo alcanzar la plaza para los Juegos», ha indicado la palista del Club Piragüismo Badajoz.

Silvia Elvira regresa a la competición.

Y en Szeged regresará Silvia Elvira (KL3), que tras quedarse a las puertas de Río 2016 dejó la alta competición: «Quise desconectar y me dediqué a entrenar por mi cuenta. Este año fiché por el CDE Monkayak Hiberus de Zaragoza y me presenté a un clasificatorio pero sin ningún objetivo. Hice buenos tiempos y aunque me costó un poco tomar la decisión, me agarré a la nueva oportunidad que se me abría, no quiero arrepentirme de no haberlo intentado. Para el Mundial no tengo una presión externa pero sí me autoexijo, trataré de buscar la perfección en la carrera. Ahora tengo más experiencia y serenidad, no se pueden pedir milagros pero lo voy a dar todo por estar en Tokio 2020».

(Visited 239 times, 1 visits today)