La valenciana también alcanza los cuartos de final en el dobles femenino. Esther Torres y Francisco Motero llegan hasta octavos en el mixto.

Jesús Ortiz / dxtadaptado.com

El bádminton debutará en unos Juegos Paralímpicos en Tokio 2020 y la batalla por lograr un billete se recrudece en cada competición. Los españoles lo han podido comprobar en el Mundial de Basilea, donde el nivel ha sido enorme y muy exigente. Simón Cruz y Marcela Quinteros, con un Top 16, han firmado el mejor resultado en la prueba individual. La valenciana también alcanzó los cuartos de final en el dobles femenino junto a la austriaca Henriett Koosz.

La valenciana Marcela Quinteros. Fuente: badminton.es

La jugadora del Club Bádminton Aspe, octava en el ranking mundial en la categoría WH2 (deportistas en silla de ruedas), sigue demostrando su gran progresión pese a llevar pocos años en esta disciplina. Empezó el campeonato con un triunfo por 21-14 y 21-17 ante I-Chen Yang, de China Taipei, después cayó con la peruana Pilar Jaurequi por 13-21 y 19-21 y logró el pase a las eliminatorias directas tras barrer a la francesa Marilou Maurel (21-0 y 21-6).

En octavos de final, pese a pelear cada punto y ponerle las cosas difíciles a su rival en el segundo set, Quinteros no pudo con la japonesa Rie Ogura (21-9 y 21-16). En el dobles WH1-WH2, junto a Koosz, la española realizó una buena actuación. Tras perder ante las tailandesas Sujirat Pook y Amnouy Wetwithan (7-21 y 9-21), pasaron como segundas de grupo al derrotar a la catalana Esther Torres y a la francesa Audrey Bellia-Sauvage por un doble 21-7.

Superaron en octavos a la suizas Cynthia Mathez y Karin Suter-Erath por 21-19, 19-21 y 21-19, pero cedieron en cuartos con las japonesas Sarina Satomi y Yuma Yamazaki, números uno del mundo (8-21 y 4-21). Y en el dobles mixto, la valenciana formó dupla con el brasileño Marcelo Alves y fue eliminada en octavos. El mismo resultado obtuvo la pareja española integrada por Esther Torres y Francisco Motero.

El equipo español en el Mundial. Fuente: badminton.es

En su séptimo Mundial consecutivo, Simón Cruz, que cuenta con siete medallas en europeos (un oro, tres platas y tres bronces) y una plata en un campeonato del mundo, terminó entre los 16 mejores en categoría SL3. Ha sido un torneo descafeinado para el jienense, que empezó perdiendo con el indio Manoj Sarkar, número tres del ranking mundial, pese a que se adelantó ganando el primer set (21-13, 6-21 y 8-21). Después ganó al nigeriano Sunday Eze Chukwuebuka y en octavos no tuvo ninguna opción ante el dos del mundo, el inglés Daniel Bethell (4-21 y 3-21).

Por su parte, Esther Torres no pasó de la fase de grupos tras perder dos encuentros y ganar solo uno a la brasileña María Gilda Dos Santos (21-10 y 21-9). El onubense Francisco Motero, que debutaba en un Mundial, tampoco se clasificó para las rondas finales pero sí estrenó su casillero individual con una victoria frente al canadiense Mikhail Bilenki (21-17 y 21-17).

(Visited 48 times, 1 visits today)